lunes, 27 de febrero de 2017

Nuevas rutas de escalada en el Olimpo Celta


 
       "A FALTA DE PAN BUENAS SON LAS TORTAS"
 
         Hasta no hace mucho tiempo desechaba la idea de ir al Pindo con la idea de abrir rutas cortas, bloques, pequeñas fisuras etc. Me gustan las rutas largas, pelearme con la pared colocando mis precarios seguros, me gusta llegar a la cumbre de una montaña y sentir la sensación y el sabor de una conquista aunque no sea una gran ruta. Pero el Macizo de O Pindo no da tantas opciones de hacer escaladas largas como la pared oeste del Pico O Barquiño, fue allí donde empecé mi camino de aperturas en este Macizo, con la ruta “Dile al Sol”, abierta con Rubén Suarez en 2.001, escalada de 200 metros difícil y alpina, después llegaron otras pero la pared se fue achicando tanto que ya no da para mucho más, así que tenemos que buscar nuevas alternativas.  






     

Muy a mi pesar y con pensamientos enfrentados tengo que rendirme a la evidencia, buscar nuevos frentes y es aquí cuando me decido visitar algunas zonas que antes pasaba por su lado y solo me fijaba en su belleza estética y elegante, en sus fisuras y diferentes formas, pero nunca con la idea de escalarlas, pero las cosas cambian y ahora es cuando encontramos el momento de visitarlas.
 
Cuando abrimos la vía “Ara Solis”, 2.011, Alberto y yo, nos dio tiempo de escalar 2 fisuras cortas en la zona de la canal Nor/oeste, una era chimenea y la otra en fisura diedro y me gusto mucho , están muy cerca del sector “La Costilla de Adán”, que abrimos varios años más tarde así que podría pertenecer al mismo sector, con Rubén Suarez consigo abrir 2 líneas más un poco más arriba, justo en el collado, ahora con aquellas primeras del 2.011 ya son 4 rutas.

Poco tiempo después regreso con Beiro para abrir el sector “Atlántico”, en este bloque conseguimos otras 5 nuevas rutas pero aun quedan varias posibilidades de abrir más, ahora le toca el turno a esta nueva zona muy próxima a la anterior, sector “La caja de los Truenos”, donde ya estuvimos Inma y yo en noviembre pasado y conseguimos inaugurar la vía `"Pololo" y la primera repetición de Los Mariachis, ahora regresamos y conseguimos otras 3 líneas nuevas, fisuras muy accesibles pero técnicas y donde se pueden colocar los artilugios que llevemos, por ese motivo las rutas quedan casi peladas, este sector da mucho juego y lo mejor de todo es que son vías de 2 largos.
 Con estos 3 sectores ya tenemos cancha suficiente para una larga jornada, posiblemente busquemos otras zonas nuevas por el Macizo, pero de momento lo dejamos aquí y nos centraremos en historias más importantes, aquí hay mucho donde escalar y disfrutar, solo hace falta algo de voluntad y tiempo, por desgracia también algo de dinero para equipar, sigue sin gustarme la escalada deportiva, pero es lo que tengo más cerca y entre escalada y escalada al menos nos mantenemos en forma, en el macizo de O Pindo surgirán nuevas zonas, nuevos sectores de deportiva para seguir disfrutando de un día de monte y de las panorámicas que nos ofrece este hermoso macizo montañoso, el Olimpo Celta.

                                       SECTOR “LA CAJA DE LOS TRUENOS”

Salida por la placa, común a todas las rutas
          Por fin llega el buen tiempo y con el arreamos pal monte cual cabras somos, había ganas de estirar los músculos ya entumecidos, sudar durante una aproximación larga, aunque hicimos algunas escaladas cortas en rocódromo no es lo mismo que respirar el aire fresco de montaña , sentir la brisa aunque fría que para eso seguimos en invierno, pero ya estamos aquí y venimos a disfrutar del paisaje, del día y de la compañía.
 
         Ya tenemos el objetivo fijado, continuar con las aperturas que dejamos vistas en noviembre y que parecían tener muy buena pinta, disfrutamos de un día soleado solo a medias, el ascenso lo hicimos temprano, las sombras aun invadían tosa la vertiente, iniciamos el ascenso con calma tenemos 1 hora por delante para superar este enorme laberinto que es este pedregal, aun virgen sin un camino claro así que toca buscarse la vida entre los toxos, llegar a la base ya es casi una ruta de escalada.

  Hay que cargar las pilas y poner las manos a remojar, la temporada empieza y ya veremos lo que nos depara, como siempre hay buenas intenciones y muchos planes pero algunos de ellos se quedaran en la cuneta cual basurilla que somos. Que largos son los días de lluvia y que lentamente pasan apenas se puede hacer alguna cosa, pero lo bueno es que también se van alargando y hay más horas de luz, también muchas ganas de vivirlas y disfrutarlas


La Caja de los Truenos, fisura de entrada
Bueno hay que aprovechar el momento con este magnífico anticiclón que nos trajo febrero pero que ya se acaba, son las 12 h., cuando empezamos a escalar, el sol ya asomaba la cabecita por detrás de la montaña y con ello a calentar el ambiente, iniciamos la actividad por la que nos parece más fácil, desde abajo todas lo parecen, fueron 2 largos IV/ V, buena ruta para iniciación y colocar material de progresión, motivo por el cual la dejamos limpia, solo 1 parabolt en reunión y otro con mayón para rapelar, en total 65 metros.
 
 
 Aprovechamos esta circunstancia de tener la reunión montada y repelamos hacia la izda., y poder ver de cerca otra posible fisura, fue la más difícil de las aperturas hubo que sudarla para conseguirla, a estas horas el sol daba de lleno calentando el ambiente, pero también las manos y los dedos que poco a poco se van quedando pelados, el resultado fue la apertura de una soberbia y preciosa ruta por una fisura perfecta que llevara el nombre del sector, vía “La Caja de los Truenos”, 6a/V+, 60 metros.
 
 Son las 14’00 h, cuando paramos a comer, descansar y tomar el sol que también lo merecemos, que paisaje tan genial, lo cierto es que disfrutamos de una buena jornada alpina, de momento tenemos 2 aperturas y al menos otra prevista para la tarde y que parecían muy prometedora, hay tarde por delante y queremos aprovecharla, al final de la jornada conseguimos 3 nuevas rutas del mismo estilo.
 

        Ya tenemos una nueva actividad que echarnos al bolsillo, con estas aperturas largas y variadas, en las que predomina la fisura pero curiosamente con buen agarre, diedros, muros, placa, adherencia, zonas de granillo que está siempre presente en la roca abrasiva como la lija, como todas las escaladas deportivas en O Pindo no son gran cosa en altura pero si en dificultades y variedad. Hay que ir preparados para no dejarse las manos peladas, de momento descendemos contentos y satisfechos por la jornada pero con los nudillos desollados y las yemas de los dedos sin huellas, haber quien es la bonita que mañana le da a las teclas del ordenador en el curre, pero ya se sabe, “No hay placer sin antes un poco de dolor”.
 
        Poco a poco vamos completando el puzle, al menos vamos abriendo algunas zonas nuevas de escalada deportiva en nuestro Olimpo Celta, los sectores “Costilla de Adán”, con 4 rutas, sector “Atlántico” con 5 y sector “La caja de los truenos” con 5 más, este último sector el más importante por la longitud de sus rutas, una media de 60 m., en 2 largos casi todo fisura, con este panorama ya podemos planificar una buena jornada de escalada.


       
Los mariachis--------------------IV+, V+,   70 m., 2 largos, fisura, placa, diedro.
Pololo-----------------------------IV+, 6ª+.  60 m., 2 largos, fisura, chimenea.

La Caja de los Truenos--------6a, V+,  60 m., 2 largos, escalada en fisura y chimenea
 
La tormenta perfecta-----------IV, V,65 m.,  2 largos por canal, zonas herbosas, salida en placa.
 
Canción Triste de invierno-----V, V+ , 70 m., 2 largos , fisura , canalón,  babaresa
 
 
 
 



































































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada