lunes, 27 de febrero de 2017

Nuevas rutas de escalada en el Olimpo Celta


 
       "A FALTA DE PAN BUENAS SON LAS TORTAS"
 
         Hasta no hace mucho tiempo desechaba la idea de ir al Pindo con la idea de abrir rutas cortas, bloques, pequeñas fisuras etc. Me gustan las rutas largas, pelearme con la pared colocando mis precarios seguros, me gusta llegar a la cumbre de una montaña y sentir la sensación y el sabor de una conquista aunque no sea una gran ruta. Pero el Macizo de O Pindo no da tantas opciones de hacer escaladas largas como la pared oeste del Pico O Barquiño, fue allí donde empecé mi camino de aperturas en este Macizo, con la ruta “Dile al Sol”, abierta con Rubén Suarez en 2.001, escalada de 200 metros difícil y alpina, después llegaron otras pero la pared se fue achicando tanto que ya no da para mucho más, así que tenemos que buscar nuevas alternativas.  






     

Muy a mi pesar y con pensamientos enfrentados tengo que rendirme a la evidencia, buscar nuevos frentes y es aquí cuando me decido visitar algunas zonas que antes pasaba por su lado y solo me fijaba en su belleza estética y elegante, en sus fisuras y diferentes formas, pero nunca con la idea de escalarlas, pero las cosas cambian y ahora es cuando encontramos el momento de visitarlas.
 
Cuando abrimos la vía “Ara Solis”, 2.011, Alberto y yo, nos dio tiempo de escalar 2 fisuras cortas en la zona de la canal Nor/oeste, una era chimenea y la otra en fisura diedro y me gusto mucho , están muy cerca del sector “La Costilla de Adán”, que abrimos varios años más tarde así que podría pertenecer al mismo sector, con Rubén Suarez consigo abrir 2 líneas más un poco más arriba, justo en el collado, ahora con aquellas primeras del 2.011 ya son 4 rutas.

Poco tiempo después regreso con Beiro para abrir el sector “Atlántico”, en este bloque conseguimos otras 5 nuevas rutas pero aun quedan varias posibilidades de abrir más, ahora le toca el turno a esta nueva zona muy próxima a la anterior, sector “La caja de los Truenos”, donde ya estuvimos Inma y yo en noviembre pasado y conseguimos inaugurar la vía `"Pololo" y la primera repetición de Los Mariachis, ahora regresamos y conseguimos otras 3 líneas nuevas, fisuras muy accesibles pero técnicas y donde se pueden colocar los artilugios que llevemos, por ese motivo las rutas quedan casi peladas, este sector da mucho juego y lo mejor de todo es que son vías de 2 largos.
 Con estos 3 sectores ya tenemos cancha suficiente para una larga jornada, posiblemente busquemos otras zonas nuevas por el Macizo, pero de momento lo dejamos aquí y nos centraremos en historias más importantes, aquí hay mucho donde escalar y disfrutar, solo hace falta algo de voluntad y tiempo, por desgracia también algo de dinero para equipar, sigue sin gustarme la escalada deportiva, pero es lo que tengo más cerca y entre escalada y escalada al menos nos mantenemos en forma, en el macizo de O Pindo surgirán nuevas zonas, nuevos sectores de deportiva para seguir disfrutando de un día de monte y de las panorámicas que nos ofrece este hermoso macizo montañoso, el Olimpo Celta.

                                       SECTOR “LA CAJA DE LOS TRUENOS”

Salida por la placa, común a todas las rutas
          Por fin llega el buen tiempo y con el arreamos pal monte cual cabras somos, había ganas de estirar los músculos ya entumecidos, sudar durante una aproximación larga, aunque hicimos algunas escaladas cortas en rocódromo no es lo mismo que respirar el aire fresco de montaña , sentir la brisa aunque fría que para eso seguimos en invierno, pero ya estamos aquí y venimos a disfrutar del paisaje, del día y de la compañía.
 
         Ya tenemos el objetivo fijado, continuar con las aperturas que dejamos vistas en noviembre y que parecían tener muy buena pinta, disfrutamos de un día soleado solo a medias, el ascenso lo hicimos temprano, las sombras aun invadían tosa la vertiente, iniciamos el ascenso con calma tenemos 1 hora por delante para superar este enorme laberinto que es este pedregal, aun virgen sin un camino claro así que toca buscarse la vida entre los toxos, llegar a la base ya es casi una ruta de escalada.

  Hay que cargar las pilas y poner las manos a remojar, la temporada empieza y ya veremos lo que nos depara, como siempre hay buenas intenciones y muchos planes pero algunos de ellos se quedaran en la cuneta cual basurilla que somos. Que largos son los días de lluvia y que lentamente pasan apenas se puede hacer alguna cosa, pero lo bueno es que también se van alargando y hay más horas de luz, también muchas ganas de vivirlas y disfrutarlas


La Caja de los Truenos, fisura de entrada
Bueno hay que aprovechar el momento con este magnífico anticiclón que nos trajo febrero pero que ya se acaba, son las 12 h., cuando empezamos a escalar, el sol ya asomaba la cabecita por detrás de la montaña y con ello a calentar el ambiente, iniciamos la actividad por la que nos parece más fácil, desde abajo todas lo parecen, fueron 2 largos IV/ V, buena ruta para iniciación y colocar material de progresión, motivo por el cual la dejamos limpia, solo 1 parabolt en reunión y otro con mayón para rapelar, en total 65 metros.
 
 
 Aprovechamos esta circunstancia de tener la reunión montada y repelamos hacia la izda., y poder ver de cerca otra posible fisura, fue la más difícil de las aperturas hubo que sudarla para conseguirla, a estas horas el sol daba de lleno calentando el ambiente, pero también las manos y los dedos que poco a poco se van quedando pelados, el resultado fue la apertura de una soberbia y preciosa ruta por una fisura perfecta que llevara el nombre del sector, vía “La Caja de los Truenos”, 6a/V+, 60 metros.
 
 Son las 14’00 h, cuando paramos a comer, descansar y tomar el sol que también lo merecemos, que paisaje tan genial, lo cierto es que disfrutamos de una buena jornada alpina, de momento tenemos 2 aperturas y al menos otra prevista para la tarde y que parecían muy prometedora, hay tarde por delante y queremos aprovecharla, al final de la jornada conseguimos 3 nuevas rutas del mismo estilo.
 

        Ya tenemos una nueva actividad que echarnos al bolsillo, con estas aperturas largas y variadas, en las que predomina la fisura pero curiosamente con buen agarre, diedros, muros, placa, adherencia, zonas de granillo que está siempre presente en la roca abrasiva como la lija, como todas las escaladas deportivas en O Pindo no son gran cosa en altura pero si en dificultades y variedad. Hay que ir preparados para no dejarse las manos peladas, de momento descendemos contentos y satisfechos por la jornada pero con los nudillos desollados y las yemas de los dedos sin huellas, haber quien es la bonita que mañana le da a las teclas del ordenador en el curre, pero ya se sabe, “No hay placer sin antes un poco de dolor”.
 
        Poco a poco vamos completando el puzle, al menos vamos abriendo algunas zonas nuevas de escalada deportiva en nuestro Olimpo Celta, los sectores “Costilla de Adán”, con 4 rutas, sector “Atlántico” con 5 y sector “La caja de los truenos” con 5 más, este último sector el más importante por la longitud de sus rutas, una media de 60 m., en 2 largos casi todo fisura, con este panorama ya podemos planificar una buena jornada de escalada.


       
Los mariachis--------------------IV+, V+,   70 m., 2 largos, fisura, placa, diedro.
Pololo-----------------------------IV+, 6ª+.  60 m., 2 largos, fisura, chimenea.

La Caja de los Truenos--------6a, V+,  60 m., 2 largos, escalada en fisura y chimenea
 
La tormenta perfecta-----------IV, V,65 m.,  2 largos por canal, zonas herbosas, salida en placa.
 
Canción Triste de invierno-----V, V+ , 70 m., 2 largos , fisura , canalón,  babaresa
 
 
 
 



































































viernes, 27 de enero de 2017

UN ROCODROMO CON VISTAS


                      OKUPAS VITALES:




Ya pasaron unos cuantos años desde la última vez que escalamos esta ruta, después un buen día las golondrinas okupas nos desplazan haciéndose ellas las dueñas del techo, montan su nido en una gran presa justo al inicio del techo por lo que ya nos impedía pasar a menos que alguien rompiera el nido algo que no entraba en nuestra cabeza.

Nosotros fuimos a un lugar que mucho antes ya les pertenecía y como era lógico reclamaron su espacio vital, espero rehacer una nueva ruta por otro lado del puente y también espero no darles tiempo a que monten su campamento anual, de momento solo hay que disfrutar de su compañía y esperar que regresen durante muchos años.

Los nidos de golondrina ocupan el espolón sur/oeste, la pared mas caliente del rocódromo, al menos podemos llegar hasta la base del desplome. 
El lugar es espectacular aquí podemos disfrutar de rutas de dificultad media, máximo 6c pero abundan las de 6a  

 
 Hay un buen  numero de rutas, mas que suficientes para finalizar una sesión satisfechos.
 
   
 
 

 

 

lunes, 7 de noviembre de 2016

LA CAJA DE LOS TRUENOS:

                                    Olimpo Celta: vía  "POLOLO"

        No fue una gran actividad alpina si tenemos en cuenta la altura en la que nos movemos en este lugar, pero si muy buena para comprobar otras cosas, lo primero reafirmar que después de la primera visita que hicimos en marzo a este sector ahora pudimos verificar y certificar las posibilidades de nuevas líneas de escalada, al menos la cantidad de nuevas aperturas que se podrían hacer, otras 6 nuevas rutas,  después la calidad de la roca que también podría dar mucho de sí, teniendo en cuenta la primera ruta que abrimos Guille y yo, “Los Mariachis”, unos 60 m., en 2 largos, era fácil imaginar que sería similar, aunque seguro más difíciles que esta primera ruta, es una zona más vertical, por este motivo había que regresar a estudiarlo mejor e intentar ir completando el sector sumando nuevas aperturas quedando así una zona más completa, cuando quede finalizado se podrá aprovechar la visita sin tener que moverse mucho de lugar.

        Otro motivo de esta visita fue continuar con la instrucción de Inma, mi compañera de escalada, en principio íbamos con la idea de hacer una marcha de aproximación con el material y el peso que tendría que cargar para ir al monte, después intentaríamos la primera repetición de la ruta los mariachis, escalada de 2 largos y 60 m., con varios tramos difíciles que esperaba se lo pusiera difícil pero que supera con solvencia, ahora pasa de ser una simple aspirante a la sur directa de los Martínez al Naranjo de Bulnes y posiblemente dejarlo, a tener más hambre de escalar, de más dificultad, de rutas más complejas, su evolución está siendo buena, así que lo tendrá muy fácil subir de escalón.

        Estamos en noviembre y el frio ya no da muchas opciones de ir a Picos como era nuestra idea, así que la escalada al Naranjo tendrá que esperar mejores tiempos, pero sí que podemos continuar con actividades menores en alturas no en dificultad así que decidimos ir a este rincón de Galicia. Había que ir con calma y abriendo poco a poco de allí no se moverían, pero no esperaba tanta calma, pasa el verano y por un motivo u otro no tengo posibilidades de ir, por fin provechamos una pequeña ventana de buen tiempo antes del frio y las nevadas anunciadas para ir a intentar alguna cosa nueva, además de la repetición de “Los Mariachis”, intentaríamos abrir una nueva a su izda.

        La nueva apertura llevara para siempre el nombre “POLOLO”, en recuerdo de mi compañero del G.R.E.I.M. fallecido la semana pasada, en principio comienza por una placa inclinada fácil en adherencia de III+, hasta alcanzar la fisura que ya termina en la cumbre, poco a poco aumenta la dificultad por zonas mas atléticas y en posiciones difíciles IV+, la 1ª reunión está instalada en la base de la fisura vertical, una canal muy marcada pero fisurada de inicio nos sitúa en el tramo clave de la ruta, 6ª+, paso con poco agarre y mucho de lo otro, pero siempre podemos hacer un Aº, hasta la salida en placa V+, poco a poco desciende en dificultad, seguimos la fisura/canalizo hasta la reunión  IV+, III+. , de recorrido tiene 60 metros que podemos rapelar en 2 tramos hasta la base.

        Intentaremos regresar pronto para ir completando el puzle dejando el sector “La Caja de los Truenos”, en condiciones para la escalada, de momento ya son 2 rutas abiertas pero que seguro llegara a las 8. Poco a poco vamos eliminando pequeños objetivos de los muchos que aún existen por todo el macizo de O Pindo “Olimpo Celta”.

domingo, 2 de octubre de 2016

PAREDES DE AGUA


El nombre de este sector le viene que ni pintado, en ocasiones baja agua por algunas zonas de la pared a causa del canal superior que se encuentra unos 120 metros más arriba, Rubén que fue su autor el que tuvo el honor de bautizar la pared y su primera ruta, (Paredes de agua), él fue el primer escalador de este hermoso rincón de la Devesa de Nimo en las riveras del rio Tambre (Concello de Noia), fue también un buen descubrimiento para mí porque no esperaba tener esta pared tan cerca.
 Paseé por el sendero unas cuantas veces antes de darme cuenta de que estaba allí para escalarla, claro que viniendo de Picos de Europa no era fácil caer en detalles tan pequeños como lo es la pared, pero lo cierto es que merece la pena ir y disfrutarla, no tiene grandes dificultades, es mas no tiene dificultades serias, no supera el Vº grado, en el muro central, pero tiene tramos de adherencia que hay que hacerlos, a mí no se me da nada bien, el no tener agarres me mosquea y hasta que no llego a un seguro no respiro con tranquilidad.
Superando el muro central
Esta tarde fuimos con la intención de hacer unos metros, al final hicimos cerca de 200 en 2 rutas, buen lugar para enseñar y aprender la progresión de montaña, aseguración, anclajes, reuniones, quede muy sorprendido porque alguien vino y reequipó una de las rutas que yo había abierto hace unos años al menos hasta la 3ª reunión, esta nueva sigue directa al muro central, la ruta se la dedique a mi amigo, (La mona Rubén), fue una bonita sorpresa y desfrutamos de mas seguridad en la escalada, buenas reuniones de las que podemos rapelar desde cualquiera de ellas.   


Mete miedo, pero no es para tanto 
 


martes, 20 de septiembre de 2016

TSUNAMI : Cabo Ortegal, Torre de A Lonxa

     
                         CABO ORTEGAL - TSUNAMI:
 
                                           
         Las montañas de Galicia no destacan por su verticalidad y mucho menos por la altura, los alpinistas Gallegos tenemos pocas oportunidades de practicar alpinismo de altura y si queremos hacerlo tenemos que salir de la Comunidad, pero hay varios lugares especialmente interesantes para la práctica de la escalada alpina, uno de ellos está en Cabo Ortegal, en la Torre de A Lonxa, este paraje merece la pena visitarlo aunque solo sea por el placer de admirar la panorámica que nos ofrece este sorprendente lugar, por la zona existen paredes más largas y  posiblemente mejores, pero no son como esta torre.

        Tsunami, Es la 3 ruta que consigo abrir en este formidable tótem granítico, detrás de Naturaleza Salvaje y Pilar Atlántico, en esta ocasión regreso a la pared nordeste, esta vertiente es la más fría y sombría pero tiene varias líneas accesibles para lograr alcanzar la cima de la torre, al menos es lo que parece  si la observamos desde el faro, esta nueva ruta tiene una dificultad moderada, máximo 6b+, en general es fácil de proteger, solo el 3º largo por la salida (Subiela), queda protegido con parabolt.

        La nueva escalada llevara el nombre de “Tsunami”, durante la 1ª tentativa coincide con el fatídico terremoto y posterior tsunami que arraso parte de Japón, fue un viernes 11 de marzo de 2.011, poco falto para ser viernes 13, con esta ruta quisimos homenajear a las víctimas de aquella catástrofe, ofreciendo en su memoria la ruta de escalada, aunque fuese a miles de kilómetros y quizás nunca sepan que aquí queda esta bonita y difícil escalada para recordarles.


 
         Hace unos días escribía en mi libreta de notas, (cuaderno de bitácora), o algo parecido, lo mal que estaba pasando la temporada, sin aperturas interesantes ni siquiera alguna ascensión curiosa, a acepción hecha de las rutas del reto “30 años rompiendo uñas”, que no estuvo nada mal pero que no es suficiente para calmar la insaciable sed de escalar de toda una temporada, el año camina irremediablemente hacia el invierno y el mal tiempo ya podría impedir hacer algunas aventuras, al menos de roca, menos mal que hace unos días consigo finalizar esta apertura que se resistía desde hacía varias temporadas, bien es cierto que no le dedicaba el tiempo suficiente, de otra forma ya estaría acabada, a pesar de esta apertura, seguirá siendo una mala temporada. Tsunami es una ruta corta y difícil, podría considerarse como una escalada deportiva más si no fuese por la ubicación en que se encuentra.

        La torre de A Lonxa, (Cabo Ortegal), un lugar único y espectacular como pocos, es un tótem granítico bestial que emerge vertical de las profundidades marinas elevándose más de 100 metros sobre el nivel del mar, aun así queda empequeñecida si la comparamos con los impresionantes acantilados de A Capelada con más de 600 metros de altura que tiene a sus espaldas, son los acantilados más altos de Europa Occidental.


2º largo, llegando a la reunión, 1º intento en 2.011.
Es una ruta interesante y queda bien protegida tanto para su escalada como para el descenso, si queremos hacerlo hacia esta vertiente y alcanzar la vira nor/este, es una escalada mantenida y difícil sobre todo los 2 últimos largos si optamos ir por la variante de la derecha, (Subiela), la salida original por la izda., es más fácil y menos mantenida, escalada muy recomendable si lo que buscamos es aventura, deporte y paisaje.   


2º largo, tramo de 6a.
Reseña de la vía Tsunami
  La ascensión comienza en la vira inferior Nor/Este, descendemos hasta situarnos en la vertical del diedro, antes de iniciar la escalada podemos complicarnos y alargar un poco mas descendiendo hasta la plataforma que esta 20 metros más abajo, para ello hay que ir hasta la base de la pared, muy cerca del agua, es importante que la mar este en calma y con bajamar, caso contrario tenemos que olvidarnos del asunto, la primera vez que lo hicimos fue desde la misma línea del agua, con la mar tranquila, algo inusual en este lugar, en esta ocasión la cosa cambia, mar de fondo con olas de 4 metros tenemos que olvidarnos siquiera intentarlo.
El segundo largo es fácil de ascender, pero todo dependerá de donde lo iniciamos, una serie de escalones o gradas fáciles que vamos superando, III+, IV, por una roca magnifica hasta alcanzar la cómoda reunión 40 metros en la grada blanca, justo en la vertical de la fisura desplomada, El 3º largo es el tramo clave, el más difícil y comprometido, se inicia por la fisura muy marcada que continua en oblicuo hacia la izda., vertical de inicio va desplomando poco a poco, zona con buenos agarres y muy buenos apoyos V+, fisura/bavaresa, 6ª, durante unos 8 metros no tiene seguros fijos, pero podemos proteger con clavos planos y friends pequeños poco a poco se pone tiesa hasta llegar al desplome aumentando la dificultad, Aº, 6b, 6ª+, protegido ya con buenos anclajes hasta alcanzar la reunión colgada, a 20 m.

Si la decisión es continuar por  la ruta original seguimos la fisura hacia la izda., salida de reunión en fisura V+, alcanzamos rápidamente la vira herbosa III+, continuamos hacia la izda., hasta alcanzar una terraza fácil para llegar la reunión del espolón, de allí haremos cumbre por la vertiente contraria, oeste vía original protegida con cuerda fija, otra opción es continuar directos por la fisura, IV+, 6ª, V, saliendo por el tridente, 2 pequeñas agujas justo por encima de la reunión del collado y cima en 20 m., de escalada.

Si la elección es ascender por el muro negro vamos hacia la dcha., (variante Subiela) es la más difícil y mantenida Aº/6b, largo corto de tan solo 12 metros pero suficiente para dejar huella en nuestros brazos, en cualquier caso todas muy bonitas e interesantes. La variante de salida (SUBIELA), se la dedico a mi compañero de trabajo, le falta un mes para su jubilación, el ya pasa a mejor vida, (en el buen sentido de la palabra), espero que disfrutes de tu nueva situación amigo, al menos tanto como yo abriendo esta escalada.

        La ruta fue abierta en varias temporadas, en los diferentes intentos de apertura participaron, Ramón Figueira, Alberto Baamonde, Guille Beiro Carou, Alva, Manzanedo, Germán Torrado y yo.
 
Puesta de sol en Cabo Ortegal

       

        

 
       

       

        





     


       






 

lunes, 4 de julio de 2016

PICU URRIELLU. "VIA TREPARRISCOS"

                             
       "30 años rompiendo uñas" -  VIA TREPARRISCOS:
        Durante la apertura de esta ruta observamos varias parejas de treparriscos que nos acompaño durante gran parte de la escalada, parecía como si quisieran conocer nuestros planes, haber que hacían tres lagartijas por esta parte de la pared, finalmente se aburrieron y nos dejaron, por eso lleva este nombre. Tenían razón de extrañarse porque hasta ese momento nadie había osado pisar esta vertiente de la montaña, éramos los primeros en hacer cumbre por la pared este y llegar a la cima Oriental de forma directa, la vía Cepeda se desvía mucho más hacia la izda., por el espolón sur/este, esto era un buen motivo para estar contentos.

       
Por el 4º largo, tramo de V+
Ahora 30 años más tarde intento hacer la que era mi 2ª repetición a la ruta, a priori estaba seguro de que sufriría para lograrla y aún estaba por ver si la conseguía, esta ruta no volví a repetirla hasta ahora, tenía dudas y pensaba que tal vez no podría con ella, es una escalada exigente y mantenida, la equipación escasa, no tengo noticias de otras escaladas y podría salir chamuscado de la pared y tenía razón al pensar así. Pero había que intentarlo, me la planteo como una nueva apertura, así que voy equipado con mucho material que posiblemente me sobre, pero había que llevarlo, también llevo la reseña original, con eso esperaba tener más posibilidades.

       
   Son las 08’00 h., cuando iniciamos la ascensión, de entrada la escalada ya es difícil, el primer largo es mantenido y duro me hace patinar más de lo deseado, placa lisa con escasos agarres, buena para recalentar los brazos y cabeza, poco a poco voy ascendiendo hasta que conseguimos superar los dos largos de la laja, pienso que después de hacer esto seguro que podemos con la ruta completa. Alcanzar la 2ª reunión nos lleva cerca de 1’30 horas, a este ritmo será imposible hacer algo por la tarde, pero los 3 siguientes largos son más accesibles y recuperamos el tiempo perdido.
Es la hora de bajarse de la pared
 
         Llevamos más de 200 metros de escalada, estamos en la 5ª reunión, son las 12’00 h., vamos bien de hora pero ahora tenemos por delante 3 largos muy difíciles y mantenidos, pero con mucha fisura donde colocar protecciones, así que espero ascender poco a poco, será complicado llegar a cumbre antes de las 15’00 h., pero hay que intentarlo la ruta sigue una línea audaz y valiente, muy directa con pasos variados, tiene una dificultad continuada con tramos expuestos y muy atléticos. Salgo de gran nicho por el espolón de la izda., vamos a por él 6º largo, voy escalando un tramo de V+ que supero bien, después de colocar 2 clavos me sitúo bajo el desplome miro hacia arriba sin ver casi nada y entran las dudas de si voy bien, lo intento por la izda., pero esta mucho peor, regreso a la dcha., con cierto recelo continuo directo pero viendo lo que me espera no consigo detener los malos pensamientos, al final llego a un punto donde la fisura se acaba, hay que decidirse a salir.
 
        La  historia acaba aquí, lo intento en varias ocasiones pero cada vez es más difícil, los brazos tampoco resisten y al final decidimos que hay que descender, fue una pena no llegar con mejor nivel, esta temporada escalamos muy poco pero eso no es una buena escusa,  lo que si esta claro es que no es lo mismo escalar con 28 que con 58 años, a pesar de eso espero tener otra oportunidad esta misma temporada, hay mucho verano por delante y regresaremos a intentarlo de nuevo.


Línea de la ruta
  

miércoles, 29 de junio de 2016

Naranjo de Bulnes- vía La Luna


LA LUNA: comentario de la ruta
Rubén en la 4ª R.
        Siempre que puedo intento poner un nombre apropiado a cada ruta que consigo abrir y siempre encuentro alguna buena y bonita escusa, busco algo que suene bien al menos que sea bonito, supongo que cada uno hará lo propio, no me gustan los nombres que tratan de menospreciar o ridiculizar a otros, que los hay, tampoco nombres mal sonantes que también los hay, nada tengo contra ellos porque al final lo que cuenta es la calidad de la ruta, para nada nos acordamos del nombre ni el de sus aperturistas, pero no me gusta para mis vías, por otro lado los nombres que yo pongo también pueden resultar cursis o inapropiados a los demás, no tienen porque gustar, cada uno tenemos ideas muy diferentes y gustos dispares.

        Pero volviendo al nombre de esta ruta, nos pareció bien porque cuando ascendíamos la canal de la Celada vimos una gran luna sobre la cumbre del Picu y eso fue lo que nos dio la idea, estamos a mediados de noviembre casi a final de la temporada de escaladas en roca pero tenemos un tiempo magnifico, algo que invitaba a regresar a la montaña y aprovechar esta última oportunidad.
30 años después, aun se resisten a desaparecer.
       
        Me  acompaña Paulino Suarez (Pocho), buen alpinista y muy bueno haciendo reseñas, en esta ocasión será el encargado de plasmarla en papel, ascendemos muy temprano, hace frio en la canal y ya pisamos las primeras nieves que cayó días antes y que ya no se irá en todo el invierno, pero de momento no está helada y apenas es un problema para ascender con bota fina, hace un buen día para la escalada y a pesar de la temporada tan avanzada llegamos a la base sudando como cochinillos.

Rubén gestionando el tramo clave de la ruta, canalizo negro 6a
        Sabía por dónde iniciar la nueva ruta, ya estaba vista hace tiempo, 2 semanas antes escalé la vía Martínez-Somoano y confirme el recorrido por dónde ir, ya estaba decidido a regresar en pocos días. Las vías Capricho de Venus y Amistad con el diablo también las había repetido en varias ocasiones y eso me daba confianza para surcar estos muros, una entra por la izda., y otra a la dcha., de la laja característica donde hacemos reunión conjunta, después ambas se van hacia la izda.., pero nosotros tiramos de frente y directos a la 1ª reunión de la laja, por los canalizos que se parecen a un zarpazo de león, continuamos directos ahora paralelos a la Somoano que vamos viendo unos cuantos metros a la dcha., enlazamos con ella en la 3ª reunión justo antes del tramo difícil de esa ruta y de la nuestra.

        La línea sigue directa vamos a intentar llegar al nicho escalando de frente, es un largo mantenido y expuesto, también muy exigente en algunos tramos, es difícil y mantenido hasta alcanzar el nicho 4ª reunión, la escalada continua con la misma tónica, directa y mantenida, a pesar de ello conseguimos alcanzar los rapeles sin desviarnos más que por el bloque final que nos obliga a franquearlo hacia la izda., unas gradas fáciles y a rapelar.
 
        Recuerdo la cámara de fotos que llevé para hacer algunas diapos, estaba recién comprada, al hacer la foto en la repisa para el recuerdo de la cordada y de la apertura, aprieto el temporizador y al sentarme junto a Paulino, vemos como la cámara se desliza por la pared, nada podemos hacer a menos que corriera detrás de ella, ni que decir tiene que no encontré el carrete para ver si podía salvar algo del desastre, pero nada, solo algún trozo, haber como le explico esto a la parienta.

                        30 años mas tarde " continuo rompiendo uñas"

        Repetir esta ruta después de unos 20 años desde la última vez, no fue fácil, las pocas repeticiones que tiene y lo poco asegurada que esta, a todo esto hay que sumarle la equipación que es vieja, no hace más que llenarme de dudas, pero hay que afrontarla con mentalidad aperturista y eso creo que me sobra, pero me falta coco, a pesar de ello voy con esa idea y conseguimos hacerla con bastante dignidad, pensé que subiría arrastrándome por la pared, sufriendo y tirando de algún Aº, pocos porque no hay mucho donde agarrarse. Rubén también la sufre, es la segunda ruta que hace en esta vertiente después de “Quijote 4º Centenario”, otra ruta que abrimos en 2.005.

 
 
       Descendemos tranquilos comentando la jugada y lo que nos espera para la jornada siguiente que será mucho más dura, pero llegaremos a donde podamos, tampoco es una obligación hacerlas, venimos a disfrutar, no morir en el intento.
Rapeles de la Este
         Llegamos con el nivel de escalada justito, en Galicia no tenemos muchas oportunidades de hacer escaladas grandes y la meteo tampoco acompañó en la que va de temporada, lo que si tenemos es motivación y muchas ganas, aunque a veces no es suficiente para ciertas rutas ya veremos en Treparriscos y Amanecer Incierto, 2 rutas difíciles, pero ahora toca disfrutar de esta bonita y espectacular línea, espero que os guste el video de la ruta, aunque poca cosa pudimos sacar, pero lo que hay queremos compartirlo, de este modo el que tenga idea de escalarla tendrá una pequeña idea de lo que se va a encontrar y los indecisos a lo mejor se animan después de verlo.
 

sábado, 25 de junio de 2016

UNA DE CAL Y OTRA DE ARENA


Aun nos queda otro cartucho en la recamara
        Ya estamos de vuelta en casa pero no fue todo como esperábamos y regresamos con una sensación agridulce o derrota por el resultado final, como dice el dicho, ni bien ni mal, sino todo lo contrario, quedaron cosas por hacer y la impresión que traemos no es del todo buena. A pesar de estar casi a finales de junio, con el verano que nos pilla de lleno escalando la vía Treparriscos, a pesar de que la nieve ya no existía en la vega de Urriellu y muy poca cantidad en el ascenso de la canal de La Celada, con un tiempo magnifico, muchísima calor, poca gente en el refugio, tranquilidad, que más se puede pedir, la historia podría haber salido perfecta, pero nos esperaban algunas sorpresas.

        En el anfiteatro sur aun quedaban algunos resquicios del duro invierno pasado, un nevero mierdero no muy grande pero que estaba justo en la vertical de las vías Teogenes y parte de la ruta Amanecer Incierto, que a la postre nos impide intentar la 2ª ruta que queríamos hacer esta jornada, el caso es que el reto “30 años rompiendo uñas” sigue sin estar al día.

                                   Como no salir de la Cepeda sin morir en el intento
     Lunes 20
        Iniciamos la actividad en la pared Este a las 16’00 h., con la vía “La Luna”, en principio parecía la perita en dulce de la actividad ya que en teoría era la más fácil de las 3 escaladas que esperábamos hacer, pero costo superar el tramo clave del 4º largo, un muro de 6ª con buriles de hace 30 años, no parecía una gran idea tirar de frente, pero al final conseguimos superarlo.

                                Tramo clave en el 4º largo
Martes 21

        Esta jornada madrugamos para estar temprano en la base de la Este, la vía Treparriscos es una ruta complicada y ya de entrada te pone firmes, 6ª, 6ª, seguidos, en sus 2 primeros largos, es casi como volver a reabrir la ruta por lo poco equipada que esta, pienso que es una ruta poco repetida y prueba de ello es que no vimos nada nuevo en la pared, cordinos viejos y algún clavo que dejamos durante su apertura fue todo lo que encontramos, pero a pesar de eso conseguimos alcanzar la fisura desplomada del 6º largo, pero después de pelear un buen rato con ella, me di cuenta de que no podíamos pasar por allí y tuvimos que retirarnos.

        Aprovechando la altura que tenemos rapelamos hacia la izda., conseguimos llegar a las gradas superiores de la vía Cepeda y continuamos por ella los últimos largos saliendo por la brecha que une las dos vertientes hasta el anfiteatro sur, después rapelamos por la vía Teogenes casi haciendo Barranquismo, lo cierto es que no vimos el problema hasta que estamos metidos y ya no pudimos remontar por lo que nos mojamos un poquito, pero las cuerdas quedaron empapadas.

         La ruta “Amanecer Incierto”, ni siquiera la intentamos, estaba mojada en la parte del desplome, justo la zona más difícil de la ruta y el 4º largo se veía también empapado, pero hay tiempo de volver a intentarlo queda todo el verano por delante, así que la próxima vez aprovechare el viaje y llevare material suficiente para dejarla bien equipada.

        Así se escribe la historia, con éxitos y fracasos, pero volveré con más fuerza y más ganas, hay veces que las ideas no salen como esperas pero hay que volver a intentarlo y si no sale volver a intentarlo, esa es mi filosofía. Pero no hay mal que por bien no venga, así dice el dicho y traigo nuevas ideas que espero tener tiempo de llevar a cabo. Un saludo y buenas escaladas.

         Iniciando el 4º largo de "Treparriscos", las fisuras de salida aun quedaban muy lejos

               El rapell por la ruta Teogenes, fue una sorpresa muy desagradable