miércoles, 16 de enero de 2019

Picu Urriellu,, vía "DILE AL SOL"


                               DILE AL SOL:
        No es fácil iniciar un comentario como este, ahora que encontré esta foto para poder hacer una mejor panorámica de la ruta , estoy tan satisfecho de la apertura que puede que me salga con mis comentarios y expresiones, aun me sudan las manos solo de pensar en esta actividad, pero en casa no en la pared ni en aquel momento de la apertura que hacia un frio glaciar, aun puedo saborear cada metro de pared, que gozada cuando alcanzamos la cumbre, nos comportamos como si fuese la primera vez, a los dos se nos notaba ese brillo tan especial en los ojos que delata la emoción del momento, estamos en la cumbre del Urriellu y la alcanzamos en pleno invierno abriendo una nueva ruta, es cierto que no es una gran ruta, ni fue escalada en condiciones invernales si entendemos como invernal tener hielo en la pared y pasarlas canutas, pero haya sido con o sin hielo era una magnifica ascensión para nosotros, nada difícil de superar y creo sinceramente que llegara a ser una clásica de la sur.
cambian las caras no el paisaje
         Ya no es lo mismo que hace años cuando todo era mucho más fácil dado el nivel y la edad, ahora aunque continuo casi con la misma ilusión que antes no puedo vivir de recuerdos y de vez en cuando aún tengo la necesidad de cabalgar por las piedras de picos, me gusta la sensación de una cumbre cuando la alcanzo por un sitio inédito, es especial y se saborea de forma diferente, cuando alcanzas esa deseada cima pasas de los gritos de júbilo a los abrazos, las risas, las felicitaciones por parte de la cordada, después de pasados los momentos iniciales casi consigo olvidarme que tengo a mi compañero al lado, de que estoy en la cima de un monte y me sumerjo en mis reflexiones, casi ni veo, ni escucho, tengo mis pensamientos, nuevos sueños y eso aunque sea por unos pocos segundos no se comparte con nadie.

        Son momentos que también aprovecho para tomar algunas notas de la ruta, fisuras, repisas, canalizos los detalles más importantes y que marcaran la ruta, detalles que pueden ser insignificantes pero que son significativos a la hora de hacer la reseña, el próximo alpinista que escale esta ruta tiene que ver casi lo mismo que nosotros durante la apertura, la diferencia de una buena reseña o una simple línea es grande, no soy ningún lince haciendo reseñas o croquis de las vías que consigo abrir pero intento describir lo que voy viendo, no siempre me puedo acordar de todos los detalles, solo nos centramos en escalar y puede que haya cosas, seguro que las hay que pasen desapercibidas, por eso es tan importante esos minutos de cumbre porque los recuerdos aún están frescos.

        Después de las primeras impresiones intentare describir esta preciosidad de ruta cosa nada difícil por el tiempo pasado, solo hace 10 días que regresamos de la pared aún está muy presente y las heridas de las manos todavía sin curar, además tengo el video que me ayudará a recordar algunas cosas y para todos los que tengáis intención de repetir la ruta espero que os sirva de motivación y ayuda, de todas formas espero poder repetirla este mismo año y rehacer si es necesario la reseña, en la fotografía no se ve bien, está tomada por el lateral y se solapan el espolón sur/este con la ruta dejando ocultas las vías del paso horizontal y Teogenes que va semi oculta a la sombra del espolón .

                                         RESEÑA
        Hay una buena referencia para encontrar el inicio de la ruta y es un doble bloque pegado en forma de ocho algo amarillento situado a la izda., de la rampa y fisura de la vía del paso horizontal, es muy visible y fácil de identificar, en su vertical antes del bloque una placa lisa e inclinada con poco agarre que superamos en adherencia V+, durante un invierno normal la nieve llega hasta muy arriba pero en verano o sin nieve como en esta ocasión la placa es complicada hasta que llegamos al primer seguro, después ya es sencillo alcanzar la fisura del bloque que escalamos por su izda., en toda su longitud IV+, IV, una fisura canalizo a continuación IV, hasta enlazar con otro canalizo más profundo casi canal que escalamos durante unos 10 metros, IV+, para llegar a la terraza de la 1ª reunión 50 metros, la compartimos con la vía Amanecer Incierto, para que montar otra reunión en la misma terraza y a tan solo 4 metros por un terreno tan fácil de alcanzar.  

        Es un lugar cómodo y relajado desde donde se puede disfrutar de la panorámica y ver las evoluciones del compañero de cordada que a pesar del frio sube con rapidez, tanta que casi no tengo tiempo de recuperar las cuerdas, debía de tener mucha ansia de empezar para soltar el frio que le atenazaba al estar esperando a la sombra, un comentario rápido y a continuar la escalada.

        Retomamos la canal de la dcha., III+, seguimos hasta la vertical de un fácil espolón poco marcado IV, alcanzo una grada/nicho, ahora tenemos delante un murete V que parece más difícil de lo que es, vamos escalando por los canalizos que bajan verticales IV+ un terreno muy evidente y fácil IV+, siguen los canalizos IV que recorremos hasta casi agotar la cuerda, 2ª reunión 45 m., estamos a la altura de la intersección de las vías Paso horizontal y Teogenes, que se quedan a nuestra dcha.

        Continuamos directos con la misma tónica, canalizos de fácil progresión IV+ donde los friends entran de maravilla, una pequeña placa seguido de un canalizo negro nos indica uno de los caminos que podemos elegir, es una difícil elección pero una bendición poder contar con ellos ambos protegidos con seguros fijos, el canalizo negro V va más directo a la reunión, pero en esta ocasión preferimos recorrer el de la dcha., de esta forma nos separamos más de la vía Amanecer Incierto que surca a unos 8 metros a la izda., de nuestra posición la dificultad es muy similar en ambos casos V, un paso lateral hasta la laja a la dcha., indica el inicio del ascenso del otro canalizo que comienza siendo estrecho pero va ensanchando hasta convertirse en una pequeña canal IV+/III+, llegamos a la 3ª reunión después de 40 m.

        Ya podemos ver la salida y el terreno que tenemos por delante, IV- la dificultad va decreciendo poco a poco IV, III+, todo por un terreno maravilloso sobre una roca excelente, un disfrute para la vista, ahora que ya entramos en calor la escalada es más disfrutona, este último largo es fácil, vamos ganamos altura muy rápido hasta alcanzar el final de la ruta, II, alcanzamos el anfiteatro entre la salida de la vía Cepeda por el ojo de la este y la terraza de los rapeles aprovechamos la última reunión de Amanecer Incierto aquí damos por finalizada la escalada aunque no la ascensión. Dile al Sol, es la 5ª ruta abierta en invierno en el Naranjo de Bulnes y la primera en la vertiente sur, con ella queda completa todas sus paredes con al menos una ruta en invierno  



 

viernes, 11 de enero de 2019

Con los pies en el cielo

                      
CON LA CABEZA EN OTRO SITIO

 “DILE AL SOL”  Historia de una sublime escalada invernal
        Después de la tentativa de ir el pasado invierno a esta misma ruta, quería retomar y esperaba inaugurar la nueva temporada abriendo el casillero de aperturas con una nueva escalada al Picu Urriellu, la idea viene desde el verano cuando estábamos colgados por la vía “Amanecer Incierto”. Aquel día además de la escalada también me dedique a observar las posibilidades de abrir una ruta en esa parte de la pared, en aquel momento ya vi espacio suficiente y pensé que había que intentarlo este mismo invierno, la primera intentona no pudo ser así que tenemos otra oportunidad una año más tarde.

     “DILE AL SOL”
        No es que sea una ruta tan sublime como dice el título de este relato y no lo es porque no deja de ser una ruta normalita, me refiero a la dificultad que encontramos, pero qué coño fue sublime para nosotros por varios los motivos de los que tenemos que sentirnos satisfechos, Lo primero porque posiblemente y aunque este detalle carezca de importancia es la primera ascensión al Picu en esta recién iniciada temporada 2.019, porque es la montaña más importante de España y por el hecho de ser una nueva apertura, además es la primera ruta que se abre en invierno en esta vertiente Sur completando así todas las paredes del Picu con al menos una ruta abierta en invernal, personalmente para mí también es importante porque pasaron 30 años y 6 días desde que Salvi y yo abrimos la primera ruta invernal al Picu Urriellu, fue el 28 de diciembre de 1.988, “de la que vas Plass”, después vino La diosa Turquesa en febrero 1.990, esta es mi 3ª apertura invernal en la montaña.

         Por cierto esto me recuerda que la próxima temporada la tengo que repetir por el reto “30 años rompiendo uñas”, se me acumula el chollo pero es algo que me gusta y me motiva, de momento tenemos esta nueva ruta que en general se trata de una escalada con una dificultad moderada creo que muy accesible, espero repetirla con el calor del verano seguro que la dificultad será algo menor dado el frio que pasamos en la apertura, en una escalada estival sin el peso extra y el frio será una placida escalada para cualquiera, con esta visión creo que podría llegar a ser una ruta habitual y normal en la vertiente sur, el tiempo lo dirá.

        El nombre con que la bautizamos, “Dile al Sol”, tiene un significado especial para mí ya que con este nombre abrimos la primera ruta de escalada Rubén Suarez y yo poco tiempo después de conocernos, , fue en otra montaña bien distinta y lejos de aquí, en el Olimpo Celta, macizo de O Pindo, “Galicia”, faro y vigía en a Costa da Morte allá por el año 2.001, también fue la primera ruta abierta en aquella pequeña montaña al menos por la vertiente oeste,  puede que sea una montaña pequeña en altura porque solo tiene 504 m., de altitud pero en aquel momento fue la más larga de todo el macizo 200 metros y que curiosamente casi coinciden en la misma longitud con esta nueva ruta que conseguimos abrir ahora en el Picu Urriellu, aquella apertura también fue mi primera actividad importante en Galicia y guardo un bonito recuerdo de ella, desde aquel lejano día en que abrimos nuestra primera ruta Rubén y yo no paramos de escalar, sobre todo de abrir nuevas líneas somos como una pareja de hecho con sus altos y bajos pero siempre haciendo buenas actividades, “Dile al Sol”, es un nombre guapo para una ruta en el Naranjo y un bonito recuerdo de aquella primera apertura, fue una lástima que Rubén no pudiera acompañarnos en esta ocasión, espero que la próxima salida pueda estar con nosotros, pero de momento esta ruta te la dedico amigo.       

        POR DONDE SEGUIR: Durante las escaladas de Amanecer Incierto en verano de 2.017 en 2 ocasiones no todo fue tan placido como se podía esperar de una actividad tan guapa, no me refiero a la escalada porque y aunque sea una bonita ascensión el 2º largo no es tan placido ya que hay que pelearlo mucho para superarlo, el resto de la escalada sí que es disfrutona, la ruta tiene una roca excepcional y es fácil de proteger, después de los seguros nuevos que se instalaron aquel verano queda una ruta muy segura, posiblemente ya es una más a tener en cuenta a partir de entonces.

        Pero digo que aquellas escaladas de Amanecer Incierto no fueron tan placidas porque mi cabeza estaba en sitios diferentes al menos en 3, casi en ebullición a punto de explotar como el volcán que llevo dentro pero siempre en el mismo cráter de esta montaña, hay un dicho popular en Galicia que dice, “A cachola non para” porque aquellos días de verano hubo otras tentaciones mayores que la de equipar esta ruta que estábamos escalando y que era el tema principal en esos momentos, la vía “Amanecer Incierto”, pero durante la ascensión mis ojos no solo se detenían en las fisuras y canalizos de la escalada que teníamos por delante que ya era bastante, sino que constantemente perdía la concentración la cabeza y el tiempo observando los canalizos que tenía unos cuantos metros a mi derecha, pero también mi cabeza se iba al otro lado de la montaña, la pared oeste a la vía Galiciando que aún estaba en pañales se puede decir que  comenzaba a dar sus primeros pasos.

        Desde la posición tan privilegiada que tengo y mientras aseguro a mis compañeros puedo dibujar mentalmente una imaginaria línea de escalada, en aquel momento ya supuse que sería factible hacerla sin interferir para nada en las vías Amanecer Incierto y a más distancia la vía del Paso Horizontal y Teogenes, entonces pensé que había espacio suficiente para marcar una nueva ruta, el problema vendría una vez en la pared, por donde ir, digo esto porque había varios canalizos negros tan marcados que posiblemente llegado el momento tendría que decidirme por uno de ellos , estaba seguro que el elegido no sería el mejor porque todos eran magníficos, aquel día me desvié un poco de la ruta y probé el más directo y cercano a la vía Amanecer aquel canalizo fue lo que me hizo tomar la decisión de venir a probar.

        La idea de regresar por segunda vez a la misma ruta “Amanecer Incierto”, solo fue una excusa para volver a verla con más detalle y visto lo visto la idea de intentar una nueva ruta por esa parte de la pared y por esos majestuosos canalizos ya no parecía una idea tan descabellada, esta 2ª visita me convenció del todo y tomo la decisión de probarla ese mismo invierno a punto de comenzar, aquellos días no fueron el momento oportuno porque había otros proyectos más ambiciosos, de momento había que dejar aparcados esos pensamientos, aparcados pero con el motor al ralentí y siempre en marcha sin olvidarnos de esta posibilidad del todo, de salir bien los planes previstos en estas visitas al Picu habría que regresar y probar, esta imaginaria ruta podría ser una realidad y que podríamos aprovechar más adelante, si antes no se adelantaba nadie.  

        Algunos me llaman pesado por tantas aperturas en esta montaña y no les falta razón, pero estaba seguro que con los nuevos rapeles de Amanecer Incierto tarde o temprano alguien inquieto como yo se fijaría en esa zona y finalmente acabarían por abrirla. Algo parecido sucede con Espejismos de Verano en la Este, después de descender por esa pared tantas veces, acabas por comentar las cualidades de la roca y piensas en que en algún momento podría surcar una nueva ruta por esa línea de bajada.

        Espejismos podría haber sido mi primera ruta en la montaña, sin embargo aún no había llegado el momento, pero recordando aquellos maravillosos y jóvenes años no quisiera se repitiera la historia con esta nueva oportunidad que tenía de abrir una nueva ruta, por ese motivo quise hacerla a principios del pasado invierno pero no pudo ser, después el verano siguiente ya queda hipotecado por la vía Galiciando hasta hoy que por fin pudimos conseguirla.

miércoles, 9 de enero de 2019

Picu Urriellu, "vía Dile al Sol" 1ª apertura Invernal en la vertiente Sur

                                                        LA 2ª FUE LA VENCIDA
        Esperaba con ansiedad la llegada del nuevo invierno, también que nos regalara con unos días aceptables, quería ir antes de las Navidades con el invierno recién iniciado o si no fuese posible antes de final de año , las dos fechas me atraían por igual pero al final fue a primeros de enero, también me encantaba la idea de abrir esta nueva ruta en época invernal, pero tenía que ser lo antes posible hay otros planes para el invierno y no quería acumular ni dejar la agenda tan apretada porque era posible que al final no saliera nada, así que arreamos para el monte en la primera oportunidad que nos da la méteo, los días son cortos pero también lo era la ruta que queremos hacer por eso esperábamos ascenderla en pocas horas, la montaña pone la buena orientación para una escalada invernal al sol y nosotros las ganas de escalar, eran motivos suficiente para ir a comer el turrón al Urriellu, en este caso a comer piedra solo esperaba hacerlo con las manos no con los dientes, de abrir la ruta seria la 3ª apertura invernal a la montaña algo que motivaba todavía aún más, pero esto eran solo suposiciones y sueños y que podrían convertirse en pesadilla de no poder con ella, llevo 1 año esperando y podría suceder cualquier historia, aun estaba por hacer porque de momento solo era un proyecto escrito en un papel.   

 Día 1: 2 de enero  
            Salimos de Galicia sobre las 10’00 h., de la mañana y a las 16’00 h., iniciamos la aproximación a la vega de Urriellu, no tenemos prisa por llegar pero tampoco queríamos hacerlo de noche, el ascenso debía ser tranquilo y sin el problema habitual de estas fechas por exceso de gente y por la poca cantidad de nieve que había en la montaña, de la intención relajada y disfrutando del atardecer se transforma en nervios, el único problema está a la vista 2 escaladores van delante nuestra y seguro que su intención es similar a la nuestra , dormir en el refugio vivac, otra cordada sale detrás nuestra así que el ascenso que tenía que ser un tranquilo paseo se transforma en una carrera.

            Esperaba ver en el refugio a alguien más, unos 6 vehículos aparcados en Pandebano presagiaban un vivac muy poco acogedor, pero me equivocaba porque estaba vacío solo algunos paseantes disfrutando del caluroso día y de la montaña, llegamos primero al vivac las 2 cordadas que venían detrás llegaron algunos minutos más tarde no llegaron más inquilinos estos días así que nos acoplamos bien. Al día siguiente y el madrugón que nos dimos hacemos el ascenso de la Celada a obscuras hasta que llegamos a la altura de la pared Este que ya empieza a clarear por la cumbre, llegamos a la base de la Sur en 1'30 h., son las 08'15 h. es muy temprano y aun no da el sol en la pared , esperamos hasta las 08'45 h. hace mucho frio pero no queremos esperar mas el frio seguirá un tiempo lo mismo que el sol tardara en calentar la pared, lo peor de todo son las manos un dolor increíble impide dar muchos pasos seguidos.    

Día 2: 3 de enero

        La pared sigue en sombra, el sol empieza a asomar entre el Carnizoso y la torre del Oso, sigue siendo muy temprano y la pared continua fría, la roca tiene que calentar poco a poco pero la paciencia de esperar no esta en mi vocabulario, lentamente comienzo la escalada, los primeros metros por una placa de V+ pero este tramo no da opciones de colocar ningún seguro, con el frio me lo pienso mas así que voy con tranquilidad.

         La vía del Paso horizontal surca unos cuantos metros a mi dcha., esta fisura que escalamos también es muy accesible y vamos ganando metros rápidamente, después de 50 metros alcanzo una buena terraza que compartimos con la vía Amanecer Incierto, también nos aprovechamos de su reunión , es una tontería instalar una nueva 4 metros a la dcha., siendo un terreno tan fácil.  el 2º largo tiene buena pinta salgo a la dcha. por un terreno fácil la canal se cierra hasta convertirse en espolón  un murete vertical es lo más complicada para llegar a la 2ª reunión, ya estamos a mas de 90 metros de la base cerca del desplome e inicio de la vía Teogenes.

                https://www.youtube.com/watch?v=VqrruZSigNM&feature=youtu.be

         Tenemos por delante un canalizo fantástico, hasta aquí llevamos una buena y rápida progresión menos algunas paradas para calentar las doloridas manos, el tramo no supera el IV+ sigo por un terreno muy accesible, la roca empieza a estar algo más caliente, también el calor del sol ya lo empezamos a notar a pesar de ello el ambiente aun continua frio.

        En este punto cruzamos la vía del Paso Horizontal observo una vieja clavija unos metros a mi dcha., por un terreno fácil, unos metros mas arriba tengo 2 opciones las 2 con magníficos canalizos con una aseguración  fácil, hay uno bueno a la izda., pero otro aún mejor a la dcha., por cual tirar, valla dudas tan gratificantes, me decido por el de la dcha., para evitar mas arriba tocar la vía Amanecer, desde aquí son 2 largos hasta el anfiteatro que liquidamos en poco menos de 1 hora, allí ya podemos dar por terminada la escalada pero no la ascensión a la montaña, aún tenemos que llegar a cumbre, no hay nieve la pared esta totalmente limpia, lo cierto es que nunca lo vi tan seco en enero.

        Tenía ilusión por hacer de nuevo la cumbre con otra apertura invernal, los recuerdos se acumulan y volvían los momentos vividos con Salvi después de las escaladas y aperturas de las vías “De la que vas Plass” 1.988, primera apertura invernal a la montaña y “La Diosa Turquesa”, 1.990 , 3ª invernal, de aquella última foto habían pasado muchas cosas además de 28 años encima del cuerpo, esta nueva ruta será mi 3ª apertura invernal a la montaña y quería repetir el recuerdo del momento con la imagen de la virgen de piedra, pero un estúpido fallo al dejar la tarjeta de memoria de la cámara de fotos en casa lo impide,  a pesar de la cantidad de ocasiones que ya estuvimos en la cumbre cada foto es diferente y nos sigue haciendo ilusión con ella presidiendo y compartiendo este momento tan feliz.

        Después de 30’ en la cumbre saboreando la escalada empezamos el descenso, aquí arriba ya hay poco que hacer y sopla un poco de brisa aunque al principio no es molesto rápidamente se transforma en temporal y la sensación a pesar del sol es de mucho frio, en la cresta el viento nos sacude fuerte, vamos descendiendo con precaución hasta donde dejamos el material, nos preparamos para el descenso mientras unas pequeñas nubes van cubriendo el sol, pero ese detalle ya no importa nada.


        El descenso lo hacemos por la vía “Amanecer Incierto”, perfecto y directo que nos deja muy cerca del material que dejamos en la base. Estoy muy feliz con esta nueva apertura invernal al Picu, ya son unas cuantas pero seguiré escalando esta montaña que me dio tan buenos momentos aunque sea disfrutándola de otra manera, espero no complicarme tanto la vida con ascensiones complejas aunque no puedo decir que será la última, eso nunca lo diré porque ya lo hice en alguna ocasión y no funciona, es como una enfermedad en la que puede haber recaídas y yo siempre estoy enfermito, como dice la chica del tiempo, de momento lo dejamos aquí.

sábado, 5 de enero de 2019

DILE AL SOL, la segunda fue la vencida


 “DILE AL SOL”,  1ª APERTURA INVERNAL EN LA VERTIENTE SUR , PICU URRIELLU:
         Cuando planificamos esta escalada en la pared Sur ya no pienso en otra cosa que no sea el día de ir, junto con la climatología que nos encontraremos que es lo más importante y más en este caso que será invierno, todo lo demás poco importa y carece de importancia al menos en temas alpinísticos, a partir de ese momento dedico mis pensamientos a estudiar a fondo cada proyecto sobre todo observando cada resquicio que me puede dejar ver una foto, después una vez allí seguro que la pared nos pone firmes en el lugar que nos corresponde y sufriremos con lo que encontremos delante de las narices, pero esta apertura tenía un premio especial, tenia un aliciente añadido y que cuando lo planifico desconocía, en su momento no pensé en que podría ser la primera apertura invernal de toda la vertiente Sur, no me preocupe de mirar las fechas de otras aperturas por lo que al conocer este detalle le añadía un plus a la hora de valorarla y sería de conseguirla una actividad mucho más importante y la idea me gusto si cabe aún más, pero no podía agobiarme a la hora de ir, de hecho hubo de esperar una temporada completa para poder siquiera intentarla.

        Lo de esperar una temporada completa fue porque ya quisimos ir los días 21, 22 y 23 del pasado diciembre 2.017 recién inaugurado el invierno, el tiempo era apacible e inmejorable, sol, sin viento y poca nieve, pero historias ajenas a la actividad pero tan importantes como la familia me obligan a posponer la visita, esperaba tener mas oportunidades a lo largo de la temporada que aun estaba empezando, pero un invierno fatal nos impide ni esta ni ninguna otra actividad y tenemos que esperar esta 2ª oportunidad.

        La paciencia no es una de mis virtudes pero en este caso no tengo más remedio que esperar si lo que pretendo es que sea una apertura invernal, fueron muchos meses de espera que fuimos rellenando con otras historias, solo esperaba que nadie pisara este proyecto abriendo la ruta en verano, al menos pudimos dedicarle el tiempo y las visitas a Urriellu al proyecto principal que fue la apertura de otra ruta, la vía “Galiciando”, espectacular ruta que nos cuesta rematarla 2 temporadas.

      
  Pero volviendo al comentario de esta ruta, hacia casi 28 años que no repetía una apertura invernal al Urriellu y ya lo echaba de menos, hubo varios intentos que fracasaron y que tenemos que olvidar dejando alguno a medias, ahora toca disfrutar de esta nueva apertura que espero sea una clásica de verano y ser una nueva opción a tener en cuenta, condiciones tiene para ello solo falta reequipar un poco mejor y eso espero hacerlo este mismo verano.

        Para Sergio fue su primera cumbre invernal al Picu y por descontado también su 1ª apertura invernal en Urriellu. Aún resuenan los ecos no tan lejanos de la última ruta que abrimos Rubén y yo en la vertiente oeste, “Galiciando”, solo 3 meses atrás, desde aquel día 27 de septiembre de 2.018 el Picu ya cuenta con otra ruta a la que ahora tenemos que sumar esta invernal en la Sur. 
       
        Queríamos ir cuanto antes al Picu, a ser posible los primeros días del invierno de esta forma dejar pista libre a otras salidas también previstas, el invierno se hace muy corto y los planes de temporadas anteriores esperaban y también quería sacarlos adelante. Desde mitad del mes de diciembre estamos en tensión con los fierros preparados y ya no quitamos el ojo de la méteo, mirábamos cada día la evolución climática esperando la llegada del invierno y con él varios días para poder ir al Picu, pero no pudo ser hasta primeros de enero, la méteo acompaña con magníficos días de sol así que el nombre de la ruta también le viene muy bien.

        La vía “Dile al Sol”, es una escalada extraordinaria, con una roca excelente la orientación adecuada para escalarla en esta época, pero será el verano la mejor para disfrutarla a tope, encontramos a pared limpia de nieve ni siquiera estaba el nevero que suele permanecer en el anfiteatro, en general la montaña esta limpia de nieve solo algún nevero pero que no impide subir la canal de la Celada incluso en zapatillas,  

sábado, 17 de noviembre de 2018

Vía " Galiciando ", una ilusión, un sueño, una realidad


                  Vía “Galiciando” Naranjo de Bulnes

        Los días que podemos ir al monte hace mal tiempo y los días que no podemos todo lo contrario, es como un juego macabro que se ríe de nosotros pero no solo es la méteo lo que nos impide ir a retocar la ruta, ya coincidir la cordada los mismos días también es algo que nos trae de cabeza, estos días hace bueno y podríamos dejarla bien pero no podemos y como ya es poco probable que la meteo mejore antes del final de noviembre lo dejaremos así, las previsiones no son nada halagüeñas y hace mucho frio por lo que habrá que esperar mejores tiempos.


1ª parte de la ruta

        Por otro lado ya tenemos el invierno encima así que tendremos que dejar los deberes a medio hacer hasta la próxima temporada, de nuevo la espera siempre desespera aunque en esta ocasión no es tanto el agobio por ir porque la ruta ya está totalmente acabada, el hecho de no haber publicado antes la reseña completa de la vía “Galiciando”, no fue por otra cosa que la equipación que dejamos y  por este pequeño video que me costo un huevo,  la ruta esta perfecta solo queríamos cambiar unos cuantos tornillos de rosca por parabolt y dejarla lista para una escalada mas segura, son varios tornillos sin chapa con la obligación de colocar una chapa recuperable, esto la hace algo más expuesta y difícil en esos pasos pero de momento la dejaremos como esta, con el tiempo que se avecina es poco probable que nadie se meta en la pared a repetirla, esperamos poder retomar la restauración de estos tornillos la próxima temporada y a ser posible con mejor material.


2ª parte de la ruta

        De momento aquí tenéis la reseña completa y un pequeño video del que también esperaba tener mas y mejor material audiovisual pero intentaremos mejorarlo en la próxima visita, en cuanto a la ruta está muy bien equipada y segura así que espero una repetición pronto, me gustará ver el resultado final de algunos tramos que peleamos y no pudimos con ellos, suerte y buena escalada.
 
 

viernes, 26 de octubre de 2018

CRONICA DE UNA APERTURA ANUNCIADA


                  Ya estamos de vuelta:
        La 1ª estrella de la Corona, "GALICIANDO" Picu Urriellu, vertiente oeste

        La visita del pasado junio 2.018 fue especial aunque solo fueron 2 días de escalada pero fuimos con la ansiedad acumulada después de tanto tiempo de esperas, la idea era la de avanzar más metros a la ruta al menos aportar algún largo nuevo por ese motivo estábamos tan agobiados, pero a la vez contentos de poder avanzar en el nuevo proyecto, fue una larga espera desde octubre 2.017 habían pasado 8 meses queriendo regresar y continuar con la apertura de Galiciando pero fue una reclusión obligada por las circunstancias y las tormentas y que nada podemos hacer. Siempre que tengo ocasión lo aprovecho para estudiar y mirar las fotos de la pared una y otra vez, realizando o mas bien soñando cada movimiento que daría una vez en la tapia, esta era la 3ª vez que visitábamos el picu para continuar con la ruta, los primeros intentos fueron en junio y octubre de la pasada temporada 2.017 que fue cuando dimos los primeros pasos a la ruta, primero con Ynma cuando abrimos los primeros metros, más tarde con Rubén en esa segunda ocasión ya vimos claro que las posibilidades reales de trazar la nueva ruta eran buenas, tenía muy buena pinta lo que veíamos, pero en aquel viaje de octubre durante la 2ª visita cometimos un error inesperado, nos equivocamos en un tramo clave directo y muy evidente que nos lleva a enlazar con la ruta “Ckeroky Why” obligándonos a realizar un largo casi horizontal para evitarla justo antes de Tiros, no nos gusta el resultado y regresamos a casa con la sensación de no haber hecho bien las cosas.
       

                                           14 y 15 de Junio 2.018:
       Aunque no lo parezca estamos a 1 semana del verano y seguimos sin poder ir al monte y todo a causa del mal tiempo, esperando y siempre a la expectativa que las tormentas den un respiro y por fin podemos hacerlo en unas fechas en las que ya esperábamos tener rematada la ruta o al menos muy cerca de la cumbre pero la mala meteo nos tiene parados toda la primavera, era un poco tarde con la temporada ya muy avanzada pero no había otra que esperar, estos días retomamos la ruta corrigiendo el error de octubre pasado, ahora es más limpia y directa, aunque no tanto como nos gustaría, al menos evitamos otras rutas que era lo que queríamos, solo el inicio un par de metros con Cheroky y Leiva en uno de sus cruces donde instalamos la 4ªR, para evitar rozamientos en una tirada larga, ya tenemos la mitad de la ruta lista aunque esto solo es una parte porque lo serio de la pared empezaba justo allí, pero no podemos aprovechar mas el tiempo las nubes traen agua y tenemos que abandonar.
 


         Aquel viaje de junio fue bueno para nosotros, antes de retomar la escalada y continuar con la apertura aprovechamos la tarde de llegada al refugio para escalar los largos iniciales intentando forzar algún paso nuevo en libre pero la cosa no es tan fácil, ya somos abuelitas y solo estar aquí ya nos compensa el esfuerzo, la cosa era sencilla para nosotros porque ya no sufrimos si las cosas no salen, escalamos en libre lo que podemos y nos agarramos como una lapa a los seguros esa es la tónica, un respiro y a por el siguiente, nos entendemos y defendemos mejor con el artificial, una cuñita por aquí, un plomito por allá, un ganchito por acullá, colocar un buen seguro respirar y a continuar.
                                   1, 2 y 3 de Agosto 2.018:
           Las tormentas no cesan hasta finales de julio, sabemos del agobio que nos esperaba en el refugio durante los primeros días de agosto pero no tenemos más remedio que ir en esa fecha si queremos avanzar algún largo nuevo de la ruta, pero en este viaje había otras historias diferentes que también esperan porque además de continuar con la apertura en la oeste quiero cumplir con otros sueños, otras historias diferentes también importantes para mi y que ya no puedo dejar de hacer, “30 años rompiendo uñas”, es un reto que también quería ponerlo al día escalando las rutas, “Paparruchas” “de la que vas Plass y la vía Carrusell, todas ellas en la vertiente Este.

        1 de agosto: La primera tarde de llegar nos dimos de nuevo el gusto de visitar la pared para escalar los  primeros largos de “Galiciando”, queríamos seguir probando algunos pasos que se resistieron durante las primeras visitas de la apertura y de paso aprovecharíamos para proteger varios tramos mejorando la seguridad de la ruta, al final no pudimos llegar a Tiros de la Torca como era nuestro deseo pero fue un buen comienzo para esta visita, al menos dejamos este tramo visto y mejor protegido aunque seguimos sin poder hacerlo en libre.

                         Desde la 2ª R, viendo  a Rubén un tramo de 6b+ / Aº / A1

        2 de agosto: esta jornada estaba dedicada en exclusiva al reto “30 años rompiendo uñas”, la idea estaba clara pero no era nada extraordinario, hacer las 3 rutas el misma día pero el calor más que la ambición puede con nosotros y nos tenemos que retirar después de escalar “Paparruchas” y “de la que vas Plass”, totalmente deshidratados por el calor, así que la vía Carrusell ya quedara para otra ocasión. Lo que si hicimos fue aprovechar  y colgarnos los últimos metros de la ruta queríamos ver la posible salida, el resultado fue optimo al comprobar la calidad de la roca y viendo que las dificultades al menos este corto tramo final de unos 30 metros no eran tan complicados, pero aun había que llegar allí, faltaba un mundo.

        3 de agosto:
    La ultima mañana ya recuperados del esfuerzo del día anterior y antes de regresar volvemos a la pared, la idea era hacer la vía Pidal que desde el Centenario de 2.004 no habíamos vuelto a repetir, pero las ansias por ver finalizado el proyecto principal en la oeste nos agobia bastante y decidimos cambiar de planes, ascendemos el corredor de las balas llegando al collado de Tiros en menos de 1 hora, rapelamos con rapidez y nos dispusimos a escalar algunos metros, esperábamos alcanzar en 2 largos el desplome de media luna, “La Repanocha”, antes de regresar a casa, cosa que conseguimos además de iniciar y colocar algún seguro del desplome del 10ª largo que aunque es de color rojizo no está nada roto como creía, le llamaremos (Panza Negreira) localidad de Rubén, descendemos contentos por la Sagitario al menos hemos adelantado 2 largos nuevos de la ruta que no contábamos hacer además de otras dos rutas del reto, 30 años rompiendo uñas del año 1.988, fue un viaje con 2 retos diferentes pero que supimos aprovechar.   
                                  26, 27 y 28 de SEPTIEMBRE:     
    En esta ocasión el parón fue obligado por causas ajenas a la climatología, una operación de ojos me tiene parado un mes completo pero la espera también vale para estar si cabe aun más motivados, como veces anteriores aprovecharemos las horas de la primera tarde para trepar algo, además tenemos toda la jornada siguiente y la ultima mañana antes de regresar, 2 días por delante en los que esperábamos alcanzar la cumbre dejando la ruta rematada, reseñada y equipada. Después de una noche movida con bronca incluida de varios montañeros bebidos que no respetaban el horario, algún ronquido, seguro que muchos míos pasa la noche muy rápido, madrugón obligado y a la pared, ascendemos con calma la Celada no queremos agobios ni llegar a Tiros muy sudados, rapell y al trabajo, no fue difícil enlazar con el último tramo que alcanzamos en agosto ya era un terreno conocido.

        Será una jornada maratón aun tenemos mucho trabajo por hacer, hay que abrir varios largos en una más que posible zona complicada y podía pasar cualquier cosa, alcanzar la cumbre pero también cabía la posibilidad de que tampoco fuese para esta vez. Ascendemos la rampa sucia de Tiros no quiero mirar hacia la pared estaba un poco nervioso y con dudas, el abombamiento “Panza Negreira” nos podría dar problemas, pero una vez allí el tramo que esperaba fuese más largo me sorprende, unos 10 metros de abombamiento fue todo lo que encontramos y a la salida vemos una roca tan magnífica que alucinamos.


        Vamos saliendo poco a poco en artificial que se me antoja muy difícil para hacer en libre, poca presa y desplomado pero una vez equipado será otra cosa pero ya será un problema de otros alpinistas que quieran forzarlo, nosotros superamos todo el tramo en artificial a base de ir colocando pequeños seguros de los que pocos se colgarían, vamos avanzando en precario cada 2 mierdecillas coloco uno bueno eso nos da más seguridad, por fin salimos del desplome y puedo ver un panorama totalmente diferente, después de unos pocos metros alcanzo un buen relevo que no tardo en montar, tomo un respiro mientras Rubén llega a la reunión, este respiro me da tiempo de observar el tramo superior, una pequeña charla pero hay que continuar, estamos a unos 12 metros de la vía Leiva que queda a nuestra dcha., la fisura “A Barcála”, ya traza directo desde nuestra posición el recorrido hasta la cumbre, el 11 largo también por una roca excelente que se hace rápido, en este punto se me rompe el arnés por la anilla que me sujeta a las perneras estoy en un suspiro de tocar el vacío colgado grotescamente solo por la cintura haciéndome un daño terrible en las costillas, pero después del susto y una reparación de emergencia puedo continuar.

        Estamos en plena fisura que no es tal como la había imaginado al menos no todo es fisura, son pequeños cazos y buzones que descienden directos desde la cima pero visto desde la distancia y las fotos que tengo se parece a una fisura, instalo una reunión potente estoy cansado pero muy satisfecho por el trabajo, Rubén toma el relevo de la apertura ahora me toca descansar y disfrutar del lugar, aun tenemos tiempo y mucho día por delante, entonces pienso que podremos llegar a cumbre y disfrutarla tranquilamente unos minutos, la fisura es más fácil de lo que esperábamos viéndola en fotos y eso nos da alas para llegar al siguiente relevo. 

        Los cazos continúan en la misma tónica siempre paralela a la canal de la vía Leiva durante 4 largos en algún tramo lo encontramos más vertical y aérea, el largo parece fácil pero esos tramos hay que tomárselo con tranquilidad, por suerte también tiene buenas zonas para asegurar, llegamos a una canal estrecha pero muy marcada a la dcha., la cuerda roza y no da para continuar así que montamos la reunión aquí mismo medio colgados y algo incomoda, ya estamos a escasos metros de la cima, solo tengo fuerzas de lanzar un grito que seguro nadie escucharía.

        Se hace un poco tarde y aún faltan 2 largos para cumbre, son los que pudimos ver el pasado agosto, aquel día me pareció más fácil pero ahora mirando para arriba mientras aseguro pienso que este largo puede darnos complicaciones, parece roto y desde mi posición se ve muy vertical, que pena justo al final la roca cambia de calidad, Rubén va delante y avanza seguro, me sorprende la velocidad que lleva, al final no fue lo que parecía y llega al hombro en poco tiempo, estoy ansioso por llegar y ver lo que hay por allí arriba, no puede faltar mucho y no faltaba nada solo el tramite final, una trepa fácil que nos lleva a la cumbre Rubén va delante será quien tenga el honor de llegar el primero, es un corto tramo fácil de unos 20 metros, cuando asomo la cabeza le veo sentado sonriendo tranquilo y tomando el sol de media tarde como si nada, era la misma cima del Picu Urriellu también veo la silueta de la virgen de piedra que parece esta aguardando nuestra llegada.

        Ya está conseguida amigo, son poco más de las 19´00 h, buen momento para descender después de unas 10 horas en la pared, pero es algo que ya poco importa aun tenemos día suficiente para bajar de la pared con tranquilidad y alcanzar la base, llegamos al refugio deshidratados pero felices, “Galiciando”, ya es realidad.
            foto tomada en junio de 2.018 durante la tercera visita a la pared

        Esperábamos regresar a final de octubre cuando recuperara del todo mi segunda operación de ojos, pero viendo la meteo que nos llega esta ascensión completa creo que ya tendrá que esperar algún tiempo, esta seria para rematar la faena, faltan algunos flecos para publicarla, completar una buena reseña, graduar mejor, algún seguro nuevo, hacer fotos con más calma etc., aunque ya se podría al menos queremos volver a la ruta ver cómo queda y sobre todo disfrutarla, queremos darnos el gusto de repetirla, pero de poder esta temporada antes nos espera la vía Carrusell para completar el reto "30 años rompiendo uñas",  la próxima estación ya será “Dile al Sol” .