viernes, 26 de octubre de 2018

CRONICA DE UNA APERTURA ANUNCIADA


                  Ya estamos de vuelta:
        La 1ª estrella de la Corona, "GALICIANDO" Picu Urriellu, vertiente oeste

        La visita del pasado junio 2.018 fue especial aunque solo fueron 2 días de escalada pero fuimos con la ansiedad acumulada después de tanto tiempo de esperas, la idea era la de avanzar más metros a la ruta al menos aportar algún largo nuevo por ese motivo estábamos tan agobiados, pero a la vez contentos de poder avanzar en el nuevo proyecto, fue una larga espera desde octubre 2.017 habían pasado 8 meses queriendo regresar y continuar con la apertura de Galiciando pero fue una reclusión obligada por las circunstancias y las tormentas y que nada podemos hacer. Siempre que tengo ocasión lo aprovecho para estudiar y mirar las fotos de la pared una y otra vez, realizando o mas bien soñando cada movimiento que daría una vez en la tapia, esta era la 3ª vez que visitábamos el picu para continuar con la ruta, los primeros intentos fueron en junio y octubre de la pasada temporada 2.017 que fue cuando dimos los primeros pasos a la ruta, primero con Ynma cuando abrimos los primeros metros, más tarde con Rubén en esa segunda ocasión ya vimos claro que las posibilidades reales de trazar la nueva ruta eran buenas, tenía muy buena pinta lo que veíamos, pero en aquel viaje de octubre durante la 2ª visita cometimos un error inesperado, nos equivocamos en un tramo clave directo y muy evidente que nos lleva a enlazar con la ruta “Ckeroky Why” obligándonos a realizar un largo casi horizontal para evitarla justo antes de Tiros, no nos gusta el resultado y regresamos a casa con la sensación de no haber hecho bien las cosas.
       

                                           14 y 15 de Junio 2.018:
       Aunque no lo parezca estamos a 1 semana del verano y seguimos sin poder ir al monte y todo a causa del mal tiempo, esperando y siempre a la expectativa que las tormentas den un respiro y por fin podemos hacerlo en unas fechas en las que ya esperábamos tener rematada la ruta o al menos muy cerca de la cumbre pero la mala meteo nos tiene parados toda la primavera, era un poco tarde con la temporada ya muy avanzada pero no había otra que esperar, estos días retomamos la ruta corrigiendo el error de octubre pasado, ahora es más limpia y directa, aunque no tanto como nos gustaría, al menos evitamos otras rutas que era lo que queríamos, solo el inicio un par de metros con Cheroky y Leiva en uno de sus cruces donde instalamos la 4ªR, para evitar rozamientos en una tirada larga, ya tenemos la mitad de la ruta lista aunque esto solo es una parte porque lo serio de la pared empezaba justo allí, pero no podemos aprovechar mas el tiempo las nubes traen agua y tenemos que abandonar.
 


         Aquel viaje de junio fue bueno para nosotros, antes de retomar la escalada y continuar con la apertura aprovechamos la tarde de llegada al refugio para escalar los largos iniciales intentando forzar algún paso nuevo en libre pero la cosa no es tan fácil, ya somos abuelitas y solo estar aquí ya nos compensa el esfuerzo, la cosa era sencilla para nosotros porque ya no sufrimos si las cosas no salen, escalamos en libre lo que podemos y nos agarramos como una lapa a los seguros esa es la tónica, un respiro y a por el siguiente, nos entendemos y defendemos mejor con el artificial, una cuñita por aquí, un plomito por allá, un ganchito por acullá, colocar un buen seguro respirar y a continuar.
                                   1, 2 y 3 de Agosto 2.018:
           Las tormentas no cesan hasta finales de julio, sabemos del agobio que nos esperaba en el refugio durante los primeros días de agosto pero no tenemos más remedio que ir en esa fecha si queremos avanzar algún largo nuevo de la ruta, pero en este viaje había otras historias diferentes que también esperan porque además de continuar con la apertura en la oeste quiero cumplir con otros sueños, otras historias diferentes también importantes para mi y que ya no puedo dejar de hacer, “30 años rompiendo uñas”, es un reto que también quería ponerlo al día escalando las rutas, “Paparruchas” “de la que vas Plass y la vía Carrusell, todas ellas en la vertiente Este.

        1 de agosto: La primera tarde de llegar nos dimos de nuevo el gusto de visitar la pared para escalar los  primeros largos de “Galiciando”, queríamos seguir probando algunos pasos que se resistieron durante las primeras visitas de la apertura y de paso aprovecharíamos para proteger varios tramos mejorando la seguridad de la ruta, al final no pudimos llegar a Tiros de la Torca como era nuestro deseo pero fue un buen comienzo para esta visita, al menos dejamos este tramo visto y mejor protegido aunque seguimos sin poder hacerlo en libre.

                         Desde la 2ª R, viendo  a Rubén un tramo de 6b+ / Aº / A1

        2 de agosto: esta jornada estaba dedicada en exclusiva al reto “30 años rompiendo uñas”, la idea estaba clara pero no era nada extraordinario, hacer las 3 rutas el misma día pero el calor más que la ambición puede con nosotros y nos tenemos que retirar después de escalar “Paparruchas” y “de la que vas Plass”, totalmente deshidratados por el calor, así que la vía Carrusell ya quedara para otra ocasión. Lo que si hicimos fue aprovechar  y colgarnos los últimos metros de la ruta queríamos ver la posible salida, el resultado fue optimo al comprobar la calidad de la roca y viendo que las dificultades al menos este corto tramo final de unos 30 metros no eran tan complicados, pero aun había que llegar allí, faltaba un mundo.

        3 de agosto:
    La ultima mañana ya recuperados del esfuerzo del día anterior y antes de regresar volvemos a la pared, la idea era hacer la vía Pidal que desde el Centenario de 2.004 no habíamos vuelto a repetir, pero las ansias por ver finalizado el proyecto principal en la oeste nos agobia bastante y decidimos cambiar de planes, ascendemos el corredor de las balas llegando al collado de Tiros en menos de 1 hora, rapelamos con rapidez y nos dispusimos a escalar algunos metros, esperábamos alcanzar en 2 largos el desplome de media luna, “La Repanocha”, antes de regresar a casa, cosa que conseguimos además de iniciar y colocar algún seguro del desplome del 10ª largo que aunque es de color rojizo no está nada roto como creía, le llamaremos (Panza Negreira) localidad de Rubén, descendemos contentos por la Sagitario al menos hemos adelantado 2 largos nuevos de la ruta que no contábamos hacer además de otras dos rutas del reto, 30 años rompiendo uñas del año 1.988, fue un viaje con 2 retos diferentes pero que supimos aprovechar.   
                                  26, 27 y 28 de SEPTIEMBRE:     
    En esta ocasión el parón fue obligado por causas ajenas a la climatología, una operación de ojos me tiene parado un mes completo pero la espera también vale para estar si cabe aun más motivados, como veces anteriores aprovecharemos las horas de la primera tarde para trepar algo, además tenemos toda la jornada siguiente y la ultima mañana antes de regresar, 2 días por delante en los que esperábamos alcanzar la cumbre dejando la ruta rematada, reseñada y equipada. Después de una noche movida con bronca incluida de varios montañeros bebidos que no respetaban el horario, algún ronquido, seguro que muchos míos pasa la noche muy rápido, madrugón obligado y a la pared, ascendemos con calma la Celada no queremos agobios ni llegar a Tiros muy sudados, rapell y al trabajo, no fue difícil enlazar con el último tramo que alcanzamos en agosto ya era un terreno conocido.

        Será una jornada maratón aun tenemos mucho trabajo por hacer, hay que abrir varios largos en una más que posible zona complicada y podía pasar cualquier cosa, alcanzar la cumbre pero también cabía la posibilidad de que tampoco fuese para esta vez. Ascendemos la rampa sucia de Tiros no quiero mirar hacia la pared estaba un poco nervioso y con dudas, el abombamiento “Panza Negreira” nos podría dar problemas, pero una vez allí el tramo que esperaba fuese más largo me sorprende, unos 10 metros de abombamiento fue todo lo que encontramos y a la salida vemos una roca tan magnífica que alucinamos.


        Vamos saliendo poco a poco en artificial que se me antoja muy difícil para hacer en libre, poca presa y desplomado pero una vez equipado será otra cosa pero ya será un problema de otros alpinistas que quieran forzarlo, nosotros superamos todo el tramo en artificial a base de ir colocando pequeños seguros de los que pocos se colgarían, vamos avanzando en precario cada 2 mierdecillas coloco uno bueno eso nos da más seguridad, por fin salimos del desplome y puedo ver un panorama totalmente diferente, después de unos pocos metros alcanzo un buen relevo que no tardo en montar, tomo un respiro mientras Rubén llega a la reunión, este respiro me da tiempo de observar el tramo superior, una pequeña charla pero hay que continuar, estamos a unos 12 metros de la vía Leiva que queda a nuestra dcha., la fisura “A Barcála”, ya traza directo desde nuestra posición el recorrido hasta la cumbre, el 11 largo también por una roca excelente que se hace rápido, en este punto se me rompe el arnés por la anilla que me sujeta a las perneras estoy en un suspiro de tocar el vacío colgado grotescamente solo por la cintura haciéndome un daño terrible en las costillas, pero después del susto y una reparación de emergencia puedo continuar.

        Estamos en plena fisura que no es tal como la había imaginado al menos no todo es fisura, son pequeños cazos y buzones que descienden directos desde la cima pero visto desde la distancia y las fotos que tengo se parece a una fisura, instalo una reunión potente estoy cansado pero muy satisfecho por el trabajo, Rubén toma el relevo de la apertura ahora me toca descansar y disfrutar del lugar, aun tenemos tiempo y mucho día por delante, entonces pienso que podremos llegar a cumbre y disfrutarla tranquilamente unos minutos, la fisura es más fácil de lo que esperábamos viéndola en fotos y eso nos da alas para llegar al siguiente relevo. 

        Los cazos continúan en la misma tónica siempre paralela a la canal de la vía Leiva durante 4 largos en algún tramo lo encontramos más vertical y aérea, el largo parece fácil pero esos tramos hay que tomárselo con tranquilidad, por suerte también tiene buenas zonas para asegurar, llegamos a una canal estrecha pero muy marcada a la dcha., la cuerda roza y no da para continuar así que montamos la reunión aquí mismo medio colgados y algo incomoda, ya estamos a escasos metros de la cima, solo tengo fuerzas de lanzar un grito que seguro nadie escucharía.

        Se hace un poco tarde y aún faltan 2 largos para cumbre, son los que pudimos ver el pasado agosto, aquel día me pareció más fácil pero ahora mirando para arriba mientras aseguro pienso que este largo puede darnos complicaciones, parece roto y desde mi posición se ve muy vertical, que pena justo al final la roca cambia de calidad, Rubén va delante y avanza seguro, me sorprende la velocidad que lleva, al final no fue lo que parecía y llega al hombro en poco tiempo, estoy ansioso por llegar y ver lo que hay por allí arriba, no puede faltar mucho y no faltaba nada solo el tramite final, una trepa fácil que nos lleva a la cumbre Rubén va delante será quien tenga el honor de llegar el primero, es un corto tramo fácil de unos 20 metros, cuando asomo la cabeza le veo sentado sonriendo tranquilo y tomando el sol de media tarde como si nada, era la misma cima del Picu Urriellu también veo la silueta de la virgen de piedra que parece esta aguardando nuestra llegada.

        Ya está conseguida amigo, son poco más de las 19´00 h, buen momento para descender después de unas 10 horas en la pared, pero es algo que ya poco importa aun tenemos día suficiente para bajar de la pared con tranquilidad y alcanzar la base, llegamos al refugio deshidratados pero felices, “Galiciando”, ya es realidad.
            foto tomada en junio de 2.018 durante la tercera visita a la pared

        Esperábamos regresar a final de octubre cuando recuperara del todo mi segunda operación de ojos, pero viendo la meteo que nos llega esta ascensión completa creo que ya tendrá que esperar algún tiempo, esta seria para rematar la faena, faltan algunos flecos para publicarla, completar una buena reseña, graduar mejor, algún seguro nuevo, hacer fotos con más calma etc., aunque ya se podría al menos queremos volver a la ruta ver cómo queda y sobre todo disfrutarla, queremos darnos el gusto de repetirla, pero de poder esta temporada antes nos espera la vía Carrusell para completar el reto "30 años rompiendo uñas",  la próxima estación ya será “Dile al Sol” .

martes, 14 de agosto de 2018

De la que vas Plass

 
    DE LA QUE VAS PLASS
        Es una ruta corta 3 largos 110 metros, pero conseguir la cumbre por ella hay que hacer o escalar 2 completas y la parte final de la vía Cepeda, otros 60 metros en 2 largos por el espolón sur/este que llega a la cumbre Oriental lo que hace que esta escalada sea una actividad completa y larga, pero siempre está la opción de bajar desde el gran nicho, pero sería una actividad a medias aunque ya  tiene merito.

        Esta ruta fue escalada en el invierno de 1.988, el día 28 de diciembre y es la primera ruta del Picu Urriellu abierta en invierno, en aquel momento no pensábamos nada sobre esto porque tampoco ni esperábamos ni sabíamos que lo fuera, tan solo queríamos escalar y abrir una ruta en invernal, también entraba en los planes hacer alguna 1ª invernal en la vertiente Este, fue una dura escalada porque a pesar del buen tiempo reinante era invierno y a media mañana ya da la sombra, pero conseguimos  la cima del picu.

        La dificultad de la ruta se centra en el 2º largo, espectacular en cuanto al ambiente y la roca, zona muy aérea con toda la vertiente por debajo que da una sensación increíble de altitud, ya comente anteriormente que este largo puede ser uno de los más bonitos de la montaña, roca magnifica, abrasiva, muy adherente, con un único canalizo rojizo que desciende del nicho y que nos lleva directos a la reunión, con dificultad de 6ª podemos protegerla bien, pero aun existen los viejos buriles que siguen haciendo bien su trabajo.

       
         
        En esta escalada nos bajamos desde el nicho, aun queríamos escalar otra cosa por la tarde pero el calor asfixiante de toda la jornada fue determinante para adelantar el descenso, para hacer esta ruta antes escalamos la vía “Paparruchas”, otra magnifica escalada siendo ambas una bonita combinación.

        Estas escaladas son parte del reto que tengo con la montaña y conmigo mismo, “30 años rompiendo uñas”, son las rutas que conseguí abrir en Urriellu hace 30 años, en 1.988, una bonita manera de recordarlas aunque sea 30 años mas viejo, la ruta ya la repetí en varias ocasiones pero de eso ya hace años, es ahora cuando de verdad se disfruta y más si puedo con ellas, aun me queda escalar la vía “Carrusell” de aquel mismo año así que espero regresar antes de finalizar la temporada e intentar escalarla.

 

 

martes, 7 de agosto de 2018

Vía Paparruchas,


                                     PAPARRUCHAS

        Ya pasaron mas de 20 años desde la última vez que escalaba esta bonita ruta, desde su apertura en 1.988 la consigo escalar en 3 nuevas ocasiones así que esta última es la 4ª y lo cierto es que no esperaba hacerla tan bien, es mucho tiempo y tenía serias dudas de conseguirla, al menos no también, la verdad es que con nivel o sin él, pero con una buena dosis de mentalidad y ganas se puede conseguir.

       
         Esta ruta de escalada la abrimos el día 17 de octubre de 1.988 Paulino Suarez (Pocho) y yo es una ruta que estuve estudiando durante las repetidas ocasiones que escalaba, Espejismos y la vía del Pájaro Loco que va entre ellas con espacio suficiente entre ambas, recorre una línea mas o menos directa buscando siempre los puntos más característicos de la pared como la fisura diagonal del primer largo de Pájaro Loco o las canales superiores, entre medio varios largos complicados sobre todo el 3º que es el tramo clave de la ruta.
 
       Los 2 primeros largos carecen de seguros pero no son tan necesarios ya que la roca por la que discurre es una magnifica rampa de canalizos donde colocar friends es todo un placer, el tramo clave viene en el 3º largo por un muro vertical con poco agarre, al menos a simple vista porque la realidad es muy diferente, todo el tramo está bien protegido por 5 seguros, son buriles viejos pero que cumplen a la perfección su labor, vamos superando el tramo y sintiéndonos cada vez mejor, un tramo de 6ª mantenido en el que podemos trabajar el Aº en algunos puntos aunque no es necesario.

        Desde la reunión vemos un gran desplome sobre nosotros y que tenemos que superar, parece que nos cierra el paso ya que a simple vista es complicado pero es más mas vulnerable de lo que en principio parece, nos protegemos con varios puentes de roca que restauramos con nuevos cordinos hasta alcanzar el paso clave del desplome V+ que superamos por la izda. Aquí vemos una chapa de aluminio que en aquellos tiempos solía utilizar para superar algún tramo difícil, es un bonito recuerdo y me alegra que aun siga allí, esta sin cordino le quite el viejo así que no usarla ya que una caída lo cortaría, hay otro mas arriba pero esta roto, hay buena fisura así que podemos aprovechar para colocar un buen empotrador que será suficiente, la salida sin ser difícil V+, tiene su miga porque es mantenido, encontramos otro buril a continuación y otro más arriba sin chapa, llevar recuperables o utilizar como yo en este caso el cable de un empotrador.
Rubén Suarez Carballo
       

     A partir de este lugar continuamos una serie de canales 2 largos IV+ hasta la grada de la vía Cepeda justo al inicio de su espolón final , a escasos metros a la dcha., se encuentran los rapeles de la Este, destrepar con precaución o mejor bajar asegurados ya que un traspiés aquí te llevaría al vacío.

        La escalada nos cuesta hacerla 2’30 h, para mí fue una ascensión rápida y estoy contento porque aún conservo las energías pero sobre todo la ilusión de continuar, este mismo día enlazamos con la vía “de la que vas Plass”, que fue un buen colofón de una buena jornada.
    
 
 

jueves, 12 de octubre de 2017

                             AMANECER INCIERTO:
        Durante este largo año de espera para concluir el episodio de Amanecer Incierto intentando dejar al día los deberes del reto “30 años rompiendo uñas”, empezaba a dudar de poder continuar con el dejando la ruta un año más sin poder hacerla, es un reto que yo mismo me he impuesto desde la temporada 2.015, no es una obligación hacerlo, nadie presiona para ello, ni tengo que demostrar nada, solo yo soy quien lucho con mis propias ansiedades y ganas de ir en contra de otras obligaciones mayores. Como dice una buena amiga, “lo que no mata, nos hace más fuertes y en eso estamos.
Espectacular salida del 3º largo por la "rampa Fresnidiellu"
        Finalmente conseguimos hacer un hueco de 3 días con la intención de aprovechar el viaje y de paso hacer un poquito más de lo debido, para esta excursión había preparado algo de material nuevo porque quería reequipar parte de la ruta que mantenía los viejos buriles desde hace más de 30 años,  en junio pasado se cumplían 31 años desde su apertura, lo cierto es que alguno de ellos siguen aparentando un buen estado , no todos porque hay alguna lata que hay que renovar pero tampoco teníamos intención de probar su resistencia así que instalamos algunos parabolt en reuniones y parte del desplome para dejarla segura, también retiramos varios clavos que llevamos de recuerdo y algún cordino que renovamos, pero la faena aun sigue sin finalizar hay que regresar y completar la equipación.  
        Aunque en general no es una ruta difícil “Amanecer Incierto”, tiene toda su chica concentrada en el 3º largo, el más difícil y mantenido con una salida pelada sin seguros y sin posibilidad de meter nada hasta alcanzar los canalizos donde ya es más fácil la progresión, al final conseguimos dejarla mejor protegida, sobretodo la salida de este desplome que estaba limpia de seguros, espero que a partir de su próxima renovación integral de todos sus seguros los escaladores puedan tenerla entre sus objetivos y repetirla con más confianza.
        Para eso está prevista la restauración completa de la ruta por parte de la comisión de reequipadores de la Federación Asturiana, con material inox y anillas de rapell en todas las reuniones, nosotros instalamos temporalmente material cincado, ya sabemos que no es el más apropiado para una restauración, “todo por la pasta”, pero con la próxima reequipación y restauración de los seguros será una ruta más a tener en cuenta en la vertiente sur, tanto para la ascensión como para el descenso.
        Aquel mismo día mientras descendemos pensamos que esta ruta era la ideal para evitar las aglomeraciones que suele haber en la directa de los Martínez, esta jornada había unas 6 cordadas en la misma ruta, (directa de los Martínez), no eran muchas teniendo en cuenta otras fechas, tanto para arriba como mas tarde durante el descenso que también coinciden, una de ellas con su guía realiza el rapell por la vía Teogenes, aunque está más alejada de la caída de piedras sigue siendo expuesta, de hecho mi cuerda arrastra una piedra que le da a uno de ellos, “lo siento”.  
        Será casualidad o no pero a los pocos días del regreso de aquel viaje leo en la prensa digital una noticia inquietante sobre la necesidad de regular por parte de la Federación Asturiana de Montaña la escalada en época estival por la sur del Naranjo de Bulnes, de esta manera se intenta evitar accidentes, particularmente no me afecta la noticia porque no suelo ir en pleno verano “casi nunca”, porque este verano sí que me tocó ir y también sufrir esa aglomeración de escaladores que no pueden ir en otra época y poder disfrutar de la montaña en otros meses del año.  
        La noticia también comentaba algo sobre los descensos que todos hacen por la misma ruta, la mayoría desconoce otras alternativas, haciendo en ocasiones grandes tapones con los que van ascendiendo poniendo a veces la situación al borde de la discusión y lo entiendo, conozco esa circunstancia porque ya lo sufrí en alguna ocasión, no es nada agradable andar molestando ni que te molesten, entonces recordé mis pensamientos y comentarios con mi amigo Rubén sobre la línea que recorre la vía “Amanecer Incierto”, y que estábamos colgados en ese momento, esta ruta sería perfecta para instalar un sistema nuevo de descenso y tiene algunas ventajas para hacerlo.
        1º- “Amanecer Incierto”, es una ruta más difícil y menos recorrida en comparación con la Directa de los Martínez por lo que es poco probable coincidir con cordadas que van ascendiendo, al menos hasta ahora porque una vez finalizado el trabajo de equipación será otra cosa, aunque nunca llegara al nivel de la vía de los Martínez.
        2º- tiene una línea muy directa de descenso, incluso mejor que la normal que en el 2º rapell alguna cordada descienden directos metiéndose de lleno en el desplome horizontal quedando en una situación difícil.
        3º. Es una pared más vertical y menos probable un enganche de cuerdas.
        4º- por la línea de “Amanecer Incierto” no suelen caer piedras ya que su formación es por una zona abombada que hace que las piedras se desvíen y canalicen hacia la ruta normal de los Martínez o la otra línea de descenso de la vertiente sur y menos recorrida de la vía Teogenes pero que también canaliza parte de las piedras que solemos tirar accidentalmente durante los descensos del anfiteatro.
        El único inconveniente que podría tener este descenso es la poca capacidad de albergar a más de 2 cordadas en alguna reunión. En general podría ser una variante de descenso muy segura, otra razón interesante es que los rapeles se pueden iniciar en el mismo lugar, solo hay que hacerlo hacia la dcha., del descenso normal y en la misma terraza, en una zona cómoda y de muy fácil acceso.
        De nuevo regresamos a esta misma línea en otoño aprovechando los rayos de sol de un otoño fresco pero seco que nos deja disfrutar de unos días magníficos, esta escalada seria la 2ª ruta del día porque para Ynma la primera fue la directa de los Martínez, 1’30 h, en la cima, por cierto que fueron sus primeras escaladas alpinas y que supero que sobresaliente. De nuevo en esta visita tenía intención de colocar algún seguro nuevo pero preferimos disfrutar de la escalada con lo que tiene, la ruta es muy accesible y disfrutona, solo el tramo del desplome exige concentración, la roca magnifica y el ambiente extraordinario puede llegar a ser una ruta clásica después de la equipación. Es la 2ª vez que me cuelgo este año por la vía Amanecer Incierto y la 6ª que lo consigo pero estoy seguro que la repetiré más veces.

        Como todas las actividades que solemos hacer traerá efectos secundarios y no me refiero solo a las agujetas y dolores de rodillas.  

lunes, 24 de julio de 2017


                                 LA TORMENTA PERFECTA:

        El nombre le viene que ni pintado al sector, en Galicia siempre estamos con la meteorología a vueltas y se nota en los nombrecillos que le pusimos, la prueba es que a 23 de julio el mal tiempo en forma de orvallo nos deja un día húmedo y fresco, pero a pesar de esta meteo conseguimos escalar alguna cosilla, lo que queda es la calidad de cada ruta y aquí encontraremos variedad. Dejamos vistas y graduadas 4 rutas pero existen otras 3 solo actas para “Master del Universo”, habrá que seguir entrenando. El día fue completo porque además de las escaladas nos dimos un buen atracón de moras, que estaban en su punto de acidez.

        Desconocía esta nueva zona, la vimos de casualidad durante el ascenso, pero no esperaba ir tan pronto sin antes rematar los sectores superiores. Después de las últimas escaladas en el sector atlántico y el sector “La Caja de los Truenos”, quería continuar dándole vueltas a la piedra que es cima común y completar varias fisuras que aún faltan por abrir, estaba convencido que aún se podían sacar varias rutas nuevas por esta parte de la pared, pero me equivoque y después de subir hasta la base pudimos comprobar que las fisuras que parecían tan buenas ya no lo eran tanto vistas desde más cerca, lo cierto es que me deja un poco descolocado y tenemos que buscar otro rincón, otra zona si lo que queremos es aprovechar la jornada.  
Entrada a Tormenta Perfecta V+

 
        Al final descendemos al sector que vimos durante el ascenso y conseguimos escalar 3 líneas nuevas, todas preciosas, alguna fisura parece sacada del libro de Yosemite, escaladas técnicas, en ocasiones comprometidas y expuestas hasta que instalemos más seguros fijos, pero siempre tenemos la opción de hacerlo con la cuerda por arriba, aunque los friends entran a cañón y podrían abrirse desde abajo, pero colocarlos ya nos deja en situaciones difíciles de asumir por lo que algunos pasajes se hace necesario colgarse, fisuras romas con poco agarre que no permiten muchas alegrías y las maniobras difíciles, sobre todo las salidas. También escalamos un fácil acceso a la izda., de la pared por una canal /chimenea fácil hasta llegar al descuelgue.

Salida Zona Cero V+
        Con este nuevo sector y hasta que estén mejor equipadas creo que dejare de buscar zonas nuevas, aún quedan varias posibilidades de abrir aquí y en otros sectores por lo que animo a los escaladores locales y foráneos a que lo visiten.


Ynma en la entrada de "En el Ojo del Huracán",  6ª+
1.- La tormenta perfecta---- 6ª+,  12 metros, fisura perfecta y mantenida, salida técnica.
2.- Zona Cero -------------V+, 15 metros, Chimenea de adherencia, salida placa fácil
3.- En el Ojo del huracán-----6ª+, 20 metros con salida en fisura roma.
4.- Canalón ---------------IV, 6 m., acceso por la parte izda., chimenea

         La reunión está instalada de forma provisional en 2 pequeños pinos que tenemos justo en la vertical con la posibilidad de reforzarla colocando algún friends.

Situación de las rutas

miércoles, 12 de abril de 2017

PICO DE LA MORRA, vertiente norte- via Candela

 

                                   VIA CANDELA

        La ruta sigue una línea muy evidente sin apenas pérdidas, solo en el circo intermedio podemos encontrarnos con algunas dudas, a partir de “La Orejona”, no hay nada para la protección de la escalada, en una placa con poca fisura y estas están tapadas por la nieve, nosotros la encontramos muy blanda y su travesía fue peligrosa, solo algún tocho de hierba para traccionar fue lo más seguro, tramos cortos de M3/M4, salteados con pequeños campos de nieve blanda que dificultaba mucho la progresión, sentir como los crampones dan en la roca y ver como resbalan hasta encontrar algún pequeño resquicio o agarre daba terror, poco a poco vamos superando el largo hasta quedar en medio del “Cuenco”, donde tengo que colocar un spit porque no encuentro nada donde montar una reunión y asegurar al compañero.

        Con hielo y en buenas condiciones esta tramo no pasaría de 70º, pero tal y como la encontramos no está para tirar cohetes, al final conseguimos alcanzar un pequeño espolón de roca y hacer la salida justo por encima del corredor norte hasta que no tenemos más opción que montar un rapell de 40 m., y enlazar con el corredor justo antes del último bloque que encontramos limpio de nieve.

        Con la la pared cargada y en buenas condiciones será fácil salir directos por la canal superior, pero en este momento nos fue imposible teniendo que tomar la decisión de rapelar al corredor norte para alcanzar la cumbre, otra vez será.
 

 

 
 

 Sergio superando tramo mixto antes de la placa final
 Colgado de la reunión 7 con los piolets clavados en la hierba, poco mas había para hacerlo
Llegando a la 7ª reunión , la placa de roca no se ve pero esta debajo a pocos centímetros.

CAÑA PEQUEÑA CANDELA


       PICO LA MORRA, Vía "CANDELA"
 
         La temporada invernal ya estaba finalizada y prácticamente perdida al menos es lo que pensaba, a estas alturas de año ya no esperaba sacar días para ir a Picos y hacer algo hielo/nieve, aunque fueran corredores que es lo único a lo que podría aspirar posiblemente ya era un poco tarde y más con las altas temperaturas que estaba haciendo durante la última semana, las buenas oportunidades ya pasaron, pero a pesar de eso hay un dicho o refrán que dice: Siempre hay un palo para una escoba, es un viejo dicho que está escrito para otras cuestiones o historias más o menos amorosas y que nada tiene que ver con la actividad que nos ocupa ahora, pero en este caso me puede valer al fallar la actividad principal que tenía prevista para este invierno y que un año mas no pude siquiera intentarlo, con esta ruta al menos consigo llenar algo el saco recuperando con ello algo de fe perdida, estamos poco dotados pero nos vamos defendiendo en estas lides.

        No hay que despreciar las oportunidades que nos van saliendo y por supuesto ninguna montaña por fácil que esta sea o lo parezca, siempre nos puede guardar alguna sorpresa, La Morra me lo demuestra cuando llego a la base y veo que la cosa no iba a estar tan clara y sencilla como parecía, sobre todo la parte final que estaba más pelada de nieve, aunque al final pudimos conseguirla,. Tengo abiertas rutas en otras cumbres más insignificantes más modestas y siempre a pesar del nombre que tengan suponen una bocanada de aire fresco para seguir en la misma línea.


En las rampas de acceso
       
        Por otro lado puede que esta montaña no sea tan importante como alguna de sus vecinas, pero yo quedo muy satisfecho con esta nueva apertura, sobre todo por las condiciones en que la ascendimos y que no esperaba poder superar. El Urriellu muy cercano lo disfrutamos con su sola presencia, pero en esta ocasión no con su escalada y no faltaron ganas, pero sí que disfrutamos con su perfil es como una bonita estampa siempre presente y que aprovechamos para tirarle unas cuantas fotografías, por la claridad y nitidez del día fue especialmente bueno para eso.

       
Iniciando el 4º largo, sobre la arista
        Sea buena o mala la actividad lo realmente interesante es la ruta que conseguimos, el tiempo y otros alpinistas que la recorran darán su opinión, lo que está claro es que será una alternativa más para las escaladas invernales cerca del Picu, “CANDELA”, tiene unas dificultades propias de una buena ruta invernal, sin ser difícil es entretenida, pero no hay que ir con alegrías porque nos puede ganar la partida, ruta abierta y aérea lo que nos permite disfrutar en todo momento del paisaje que nos ofrece el Jou tras el picu, sin estar tan encerrados como en la canal norte, son diferentes en su estructura por contra al ser más abierta también será más difícil encontrarla en buenas condiciones, en estos momentos ya fuera del invierno y con temperaturas exageradamente altas predomina el mixto, pero a pesar de eso también encontramos zonas largas y muchos tramos de nieve/hielo que nos permite ganar en velocidad, sobre todo la primera mitad de la pared.

       
Circo superior
La ruta sigue una línea muy evidente sin apenas pérdidas hasta llegar a la base de la laja la “Orejona”, que superamos por la izda., en una corta trepada que nos sitúa justo encima, este tramo es el más complejo de superar junto con el largo siguiente 2 largos que encontramos muy justos de nieve y que esta sobre una placa inclinada pero lisa en la que los crampones resbalan hasta que conseguían encontrar algún pequeño apoyo, escalada expuesta sin seguros en la que la progresión es cosa de fe en uno mismo y algo de suerte, coloco un spit para afrontar la placa, algún tocho de hierba me vale para traccionar, “fue de lo mejor que encontré”,  y subir algunos metros pero a esta altura hasta incluso los tochones de hierba escasean y hay momentos muy delicados en los que los pies deslizan sobre la placa y compruebas que el piolets apenas sujetan en ningún lado, el hielo no existe solo nieve blanda y alguna zona algo mejor pero que no aguantaría ningún tirón, coloco otro spit después de 35 m. aun con solo 1 seguro en todo el largo por fin puedo respirar con cierta tranquilidad, pero queda otra tirada similar, no es difícil solo 55º, pero con la placa bajo los pies se me antoja mucho más delicada, continua la travesía hacia la izda., otro tramo complicado para llegar a la entrada de una pequeña canal desde donde ya puedo ver el final del corredor norte.

       
Llegando a la 7ª reunión
Confiaba en poder continuar la escalada y ganar la cumbre por la canal que teníamos en nuestra vertical, pero en este lado de la pared ya no hay nieve, esta todo limpio y hay que continuar la escalada en piedra, placa y la roca algo dudosa me obliga a instalar otro seguro que al final aprovechamos para rapelar hasta el corredor norte en 40 m., y continuar los últimos 150 metros por la ruta original hasta la cumbre oeste. Fue una pena no poder alcanzar la cumbre por otra zona diferente a la normal pero tal y como estaban las condiciones creo que hicimos bien dejando el riesgo que suponía seguir para otro momento.


M4 para llegar a la 8ª reunión
        Con esta actividad podemos dar por terminada la temporada de hielo en Picos, creo que es un buen momento para dar paso a la roca y al calor, veremos cómo evoluciona la temporada, seguro que como siempre saldrán obstáculos que serán más difíciles de salvar que una gran escalada, a ver como lidiamos eso.

        La ruta se la dedico a mi nieta Candela, hasta ahora solo le había puesto su nombre a una escalada corta en el Macizo de O Pindo, (Galicia), a partir de ahora ya tiene una buena ruta de montaña, espero que esto la anime en un futuro y quiera repetirla conmigo, me haría muy feliz.