miércoles, 12 de abril de 2017

PICO DE LA MORRA, vertiente norte- via Candela

 
VIA CANDELA
 
        La ruta sigue una línea muy evidente sin apenas pérdidas, solo en el circo intermedio podemos encontrarnos con algunas dudas, a partir de “La Orejona”, no hay nada para la protección de la escalada, en una placa con poca fisura y estas están tapadas por la nieve, nosotros la encontramos muy blanda y su travesía fue peligrosa, solo algún tocho de hierba para traccionar fue lo más seguro, tramos cortos de M3/M4, salteados con pequeños campos de nieve blanda que dificultaba mucho la progresión, sentir como los crampones dan en la roca y ver como resbalan hasta encontrar algún pequeño resquicio o agarre daba terror, poco a poco vamos superando el largo hasta quedar en medio del “Cuenco”, donde tengo que colocar un spit porque no encuentro nada donde montar una reunión y asegurar al compañero.

        Con hielo y en buenas condiciones esta tramo no pasaría de 70º, pero tal y como la encontramos no está para tirar cohetes, al final conseguimos alcanzar un pequeño espolón de roca y hacer la salida justo por encima del corredor norte hasta que no tenemos más opción que montar un rapell de 40 m., y enlazar con el corredor justo antes del último bloque que encontramos limpio de nieve.

        Con la la pared cargada y en buenas condiciones será fácil salir directos por la canal superior, pero en este momento nos fue imposible teniendo que tomar la decisión de rapelar al corredor norte para alcanzar la cumbre, otra vez será.

 
 
RESEÑA

 
 

 Sergio superando los campos de nieve por encima del hombro 5º largo
 Colgado de la reunión 7 con los piolets clavados en la hierba, poco mas había para hacerlo
Llegando a la 7ª reunión , la placa de roca no se ve pero esta debajo a pocos centímetros.

CAÑA PEQUEÑA CANDELA


       PICO LA MORRA, Vía "CANDELA"
 
         La temporada invernal ya estaba finalizada y prácticamente perdida al menos es lo que pensaba, a estas alturas de año ya no esperaba sacar días para ir a Picos y hacer algo hielo/nieve, aunque fueran corredores que es lo único a lo que podría aspirar posiblemente ya era un poco tarde y más con las altas temperaturas que estaba haciendo durante la última semana, las buenas oportunidades ya pasaron, pero a pesar de eso hay un dicho o refrán que dice: Siempre hay un palo para una escoba, es un viejo dicho que está escrito para otras cuestiones o historias más o menos amorosas y que nada tiene que ver con la actividad que nos ocupa ahora, pero en este caso me puede valer al fallar la actividad principal que tenía prevista para este invierno y que un año mas no pude siquiera intentarlo, con esta ruta al menos consigo llenar algo el saco recuperando con ello algo de fe perdida, estamos poco dotados pero nos vamos defendiendo en estas lides.

        No hay que despreciar las oportunidades que nos van saliendo y por supuesto ninguna montaña por fácil que esta sea o lo parezca, siempre nos puede guardar alguna sorpresa, La Morra me lo demuestra cuando llego a la base y veo que la cosa no iba a estar tan clara y sencilla como parecía, sobre todo la parte final que estaba más pelada de nieve, aunque al final pudimos conseguirla,. Tengo abiertas rutas en otras cumbres más insignificantes más modestas y siempre a pesar del nombre que tengan suponen una bocanada de aire fresco para seguir en la misma línea.


En las rampas de acceso
       
        Por otro lado puede que esta montaña no sea tan importante como alguna de sus vecinas, pero yo quedo muy satisfecho con esta nueva apertura, sobre todo por las condiciones en que la ascendimos y que no esperaba poder superar. El Urriellu muy cercano lo disfrutamos con su sola presencia, pero en esta ocasión no con su escalada y no faltaron ganas, pero sí que disfrutamos con su perfil es como una bonita estampa siempre presente y que aprovechamos para tirarle unas cuantas fotografías, por la claridad y nitidez del día fue especialmente bueno para eso.

       
Iniciando el 4º largo, sobre la arista
        Sea buena o mala la actividad lo realmente interesante es la ruta que conseguimos, el tiempo y otros alpinistas que la recorran darán su opinión, lo que está claro es que será una alternativa más para las escaladas invernales cerca del Picu, “CANDELA”, tiene unas dificultades propias de una buena ruta invernal, sin ser difícil es entretenida, pero no hay que ir con alegrías porque nos puede ganar la partida, ruta abierta y aérea lo que nos permite disfrutar en todo momento del paisaje que nos ofrece el Jou tras el picu, sin estar tan encerrados como en la canal norte, son diferentes en su estructura por contra al ser más abierta también será más difícil encontrarla en buenas condiciones, en estos momentos ya fuera del invierno y con temperaturas exageradamente altas predomina el mixto, pero a pesar de eso también encontramos zonas largas y muchos tramos de nieve/hielo que nos permite ganar en velocidad, sobre todo la primera mitad de la pared.

       
Circo superior
La ruta sigue una línea muy evidente sin apenas pérdidas hasta llegar a la base de la laja la “Orejona”, que superamos por la izda., en una corta trepada que nos sitúa justo encima, este tramo es el más complejo de superar junto con el largo siguiente 2 largos que encontramos muy justos de nieve y que esta sobre una placa inclinada pero lisa en la que los crampones resbalan hasta que conseguían encontrar algún pequeño apoyo, escalada expuesta sin seguros en la que la progresión es cosa de fe en uno mismo y algo de suerte, coloco un spit para afrontar la placa, algún tocho de hierba me vale para traccionar, “fue de lo mejor que encontré”,  y subir algunos metros pero a esta altura hasta incluso los tochones de hierba escasean y hay momentos muy delicados en los que los pies deslizan sobre la placa y compruebas que el piolets apenas sujetan en ningún lado, el hielo no existe solo nieve blanda y alguna zona algo mejor pero que no aguantaría ningún tirón, coloco otro spit después de 35 m. aun con solo 1 seguro en todo el largo por fin puedo respirar con cierta tranquilidad, pero queda otra tirada similar, no es difícil solo 55º, pero con la placa bajo los pies se me antoja mucho más delicada, continua la travesía hacia la izda., otro tramo complicado para llegar a la entrada de una pequeña canal desde donde ya puedo ver el final del corredor norte.

       
Llegando a la 7ª reunión
Confiaba en poder continuar la escalada y ganar la cumbre por la canal que teníamos en nuestra vertical, pero en este lado de la pared ya no hay nieve, esta todo limpio y hay que continuar la escalada en piedra, placa y la roca algo dudosa me obliga a instalar otro seguro que al final aprovechamos para rapelar hasta el corredor norte en 40 m., y continuar los últimos 150 metros por la ruta original hasta la cumbre oeste. Fue una pena no poder alcanzar la cumbre por otra zona diferente a la normal pero tal y como estaban las condiciones creo que hicimos bien dejando el riesgo que suponía seguir para otro momento.


M4 para llegar a la 8ª reunión
        Con esta actividad podemos dar por terminada la temporada de hielo en Picos, creo que es un buen momento para dar paso a la roca y al calor, veremos cómo evoluciona la temporada, seguro que como siempre saldrán obstáculos que serán más difíciles de salvar que una gran escalada, a ver como lidiamos eso.

        La ruta se la dedico a mi nieta Candela, hasta ahora solo le había puesto su nombre a una escalada corta en el Macizo de O Pindo, (Galicia), a partir de ahora ya tiene una buena ruta de montaña, espero que esto la anime en un futuro y quiera repetirla conmigo, me haría muy feliz.

lunes, 27 de febrero de 2017

Nuevas rutas de escalada en el Olimpo Celta


 
       "A FALTA DE PAN BUENAS SON LAS TORTAS"
 
         Hasta no hace mucho tiempo desechaba la idea de ir al Pindo con la idea de abrir rutas cortas, bloques, pequeñas fisuras etc. Me gustan las rutas largas, pelearme con la pared colocando mis precarios seguros, me gusta llegar a la cumbre de una montaña y sentir la sensación y el sabor de una conquista aunque no sea una gran ruta. Pero el Macizo de O Pindo no da tantas opciones de hacer escaladas largas como la pared oeste del Pico O Barquiño, fue allí donde empecé mi camino de aperturas en este Macizo, con la ruta “Dile al Sol”, abierta con Rubén Suarez en 2.001, escalada de 200 metros difícil y alpina, después llegaron otras pero la pared se fue achicando tanto que ya no da para mucho más, así que tenemos que buscar nuevas alternativas.  






     

Muy a mi pesar y con pensamientos enfrentados tengo que rendirme a la evidencia, buscar nuevos frentes y es aquí cuando me decido visitar algunas zonas que antes pasaba por su lado y solo me fijaba en su belleza estética y elegante, en sus fisuras y diferentes formas, pero nunca con la idea de escalarlas, pero las cosas cambian y ahora es cuando encontramos el momento de visitarlas.
 
Cuando abrimos la vía “Ara Solis”, 2.011, Alberto y yo, nos dio tiempo de escalar 2 fisuras cortas en la zona de la canal Nor/oeste, una era chimenea y la otra en fisura diedro y me gusto mucho , están muy cerca del sector “La Costilla de Adán”, que abrimos varios años más tarde así que podría pertenecer al mismo sector, con Rubén Suarez consigo abrir 2 líneas más un poco más arriba, justo en el collado, ahora con aquellas primeras del 2.011 ya son 4 rutas.

Poco tiempo después regreso con Beiro para abrir el sector “Atlántico”, en este bloque conseguimos otras 5 nuevas rutas pero aun quedan varias posibilidades de abrir más, ahora le toca el turno a esta nueva zona muy próxima a la anterior, sector “La caja de los Truenos”, donde ya estuvimos Inma y yo en noviembre pasado y conseguimos inaugurar la vía `"Pololo" y la primera repetición de Los Mariachis, ahora regresamos y conseguimos otras 3 líneas nuevas, fisuras muy accesibles pero técnicas y donde se pueden colocar los artilugios que llevemos, por ese motivo las rutas quedan casi peladas, este sector da mucho juego y lo mejor de todo es que son vías de 2 largos.
 Con estos 3 sectores ya tenemos cancha suficiente para una larga jornada, posiblemente busquemos otras zonas nuevas por el Macizo, pero de momento lo dejamos aquí y nos centraremos en historias más importantes, aquí hay mucho donde escalar y disfrutar, solo hace falta algo de voluntad y tiempo, por desgracia también algo de dinero para equipar, sigue sin gustarme la escalada deportiva, pero es lo que tengo más cerca y entre escalada y escalada al menos nos mantenemos en forma, en el macizo de O Pindo surgirán nuevas zonas, nuevos sectores de deportiva para seguir disfrutando de un día de monte y de las panorámicas que nos ofrece este hermoso macizo montañoso, el Olimpo Celta.

                                       SECTOR “LA CAJA DE LOS TRUENOS”

Salida por la placa, común a todas las rutas
          Por fin llega el buen tiempo y con el arreamos pal monte cual cabras somos, había ganas de estirar los músculos ya entumecidos, sudar durante una aproximación larga, aunque hicimos algunas escaladas cortas en rocódromo no es lo mismo que respirar el aire fresco de montaña , sentir la brisa aunque fría que para eso seguimos en invierno, pero ya estamos aquí y venimos a disfrutar del paisaje, del día y de la compañía.
 
         Ya tenemos el objetivo fijado, continuar con las aperturas que dejamos vistas en noviembre y que parecían tener muy buena pinta, disfrutamos de un día soleado solo a medias, el ascenso lo hicimos temprano, las sombras aun invadían tosa la vertiente, iniciamos el ascenso con calma tenemos 1 hora por delante para superar este enorme laberinto que es este pedregal, aun virgen sin un camino claro así que toca buscarse la vida entre los toxos, llegar a la base ya es casi una ruta de escalada.

  Hay que cargar las pilas y poner las manos a remojar, la temporada empieza y ya veremos lo que nos depara, como siempre hay buenas intenciones y muchos planes pero algunos de ellos se quedaran en la cuneta cual basurilla que somos. Que largos son los días de lluvia y que lentamente pasan apenas se puede hacer alguna cosa, pero lo bueno es que también se van alargando y hay más horas de luz, también muchas ganas de vivirlas y disfrutarlas


La Caja de los Truenos, fisura de entrada
Bueno hay que aprovechar el momento con este magnífico anticiclón que nos trajo febrero pero que ya se acaba, son las 12 h., cuando empezamos a escalar, el sol ya asomaba la cabecita por detrás de la montaña y con ello a calentar el ambiente, iniciamos la actividad por la que nos parece más fácil, desde abajo todas lo parecen, fueron 2 largos IV/ V, buena ruta para iniciación y colocar material de progresión, motivo por el cual la dejamos limpia, solo 1 parabolt en reunión y otro con mayón para rapelar, en total 65 metros.
 
 
 Aprovechamos esta circunstancia de tener la reunión montada y repelamos hacia la izda., y poder ver de cerca otra posible fisura, fue la más difícil de las aperturas hubo que sudarla para conseguirla, a estas horas el sol daba de lleno calentando el ambiente, pero también las manos y los dedos que poco a poco se van quedando pelados, el resultado fue la apertura de una soberbia y preciosa ruta por una fisura perfecta que llevara el nombre del sector, vía “La Caja de los Truenos”, 6a/V+, 60 metros.
 
 Son las 14’00 h, cuando paramos a comer, descansar y tomar el sol que también lo merecemos, que paisaje tan genial, lo cierto es que disfrutamos de una buena jornada alpina, de momento tenemos 2 aperturas y al menos otra prevista para la tarde y que parecían muy prometedora, hay tarde por delante y queremos aprovecharla, al final de la jornada conseguimos 3 nuevas rutas del mismo estilo.
 

        Ya tenemos una nueva actividad que echarnos al bolsillo, con estas aperturas largas y variadas, en las que predomina la fisura pero curiosamente con buen agarre, diedros, muros, placa, adherencia, zonas de granillo que está siempre presente en la roca abrasiva como la lija, como todas las escaladas deportivas en O Pindo no son gran cosa en altura pero si en dificultades y variedad. Hay que ir preparados para no dejarse las manos peladas, de momento descendemos contentos y satisfechos por la jornada pero con los nudillos desollados y las yemas de los dedos sin huellas, haber quien es la bonita que mañana le da a las teclas del ordenador en el curre, pero ya se sabe, “No hay placer sin antes un poco de dolor”.
 
        Poco a poco vamos completando el puzle, al menos vamos abriendo algunas zonas nuevas de escalada deportiva en nuestro Olimpo Celta, los sectores “Costilla de Adán”, con 4 rutas, sector “Atlántico” con 5 y sector “La caja de los truenos” con 5 más, este último sector el más importante por la longitud de sus rutas, una media de 60 m., en 2 largos casi todo fisura, con este panorama ya podemos planificar una buena jornada de escalada.


       
Los mariachis--------------------IV+, V+,   70 m., 2 largos, fisura, placa, diedro.
Pololo-----------------------------IV+, 6ª+.  60 m., 2 largos, fisura, chimenea.

La Caja de los Truenos--------6a, V+,  60 m., 2 largos, escalada en fisura y chimenea
 
La tormenta perfecta-----------IV, V,65 m.,  2 largos por canal, zonas herbosas, salida en placa.
 
Canción Triste de invierno-----V, V+ , 70 m., 2 largos , fisura , canalón,  babaresa
 
 
 
 



































































viernes, 27 de enero de 2017

UN ROCODROMO CON VISTAS


                      OKUPAS VITALES:




Ya pasaron unos cuantos años desde la última vez que escalamos esta ruta, después un buen día las golondrinas okupas nos desplazan haciéndose ellas las dueñas del techo, montan su nido en una gran presa justo al inicio del techo por lo que ya nos impedía pasar a menos que alguien rompiera el nido algo que no entraba en nuestra cabeza.

Nosotros fuimos a un lugar que mucho antes ya les pertenecía y como era lógico reclamaron su espacio vital, espero rehacer una nueva ruta por otro lado del puente y también espero no darles tiempo a que monten su campamento anual, de momento solo hay que disfrutar de su compañía y esperar que regresen durante muchos años.

Los nidos de golondrina ocupan el espolón sur/oeste, la pared mas caliente del rocódromo, al menos podemos llegar hasta la base del desplome. 
El lugar es espectacular aquí podemos disfrutar de rutas de dificultad media, máximo 6c pero abundan las de 6a  

 
 Hay un buen  numero de rutas, mas que suficientes para finalizar una sesión satisfechos.