jueves, 12 de octubre de 2017

                             AMANECER INCIERTO:
        Durante este largo año de espera para concluir el episodio de Amanecer Incierto intentando dejar al día los deberes del reto “30 años rompiendo uñas”, empezaba a dudar de poder continuar con el dejando la ruta un año más sin poder hacerla, es un reto que yo mismo me he impuesto desde la temporada 2.015, no es una obligación hacerlo, nadie presiona para ello, ni tengo que demostrar nada, solo yo soy quien lucho con mis propias ansiedades y ganas de ir en contra de otras obligaciones mayores. Como dice una buena amiga, “lo que no mata, nos hace más fuertes y en eso estamos.
Espectacular salida del 3º largo por la "rampa Fresnidiellu"
        Finalmente conseguimos hacer un hueco de 3 días con la intención de aprovechar el viaje y de paso hacer un poquito más de lo debido, para esta excursión había preparado algo de material nuevo porque quería reequipar parte de la ruta que mantenía los viejos buriles desde hace más de 30 años,  en junio pasado se cumplían 31 años desde su apertura, lo cierto es que alguno de ellos siguen aparentando un buen estado , no todos porque hay alguna lata que hay que renovar pero tampoco teníamos intención de probar su resistencia así que instalamos algunos parabolt en reuniones y parte del desplome para dejarla segura, también retiramos varios clavos que llevamos de recuerdo y algún cordino que renovamos, pero la faena aun sigue sin finalizar hay que regresar y completar la equipación.  
        Aunque en general no es una ruta difícil “Amanecer Incierto”, tiene toda su chica concentrada en el 3º largo, el más difícil y mantenido con una salida pelada sin seguros y sin posibilidad de meter nada hasta alcanzar los canalizos donde ya es más fácil la progresión, al final conseguimos dejarla mejor protegida, sobretodo la salida de este desplome que estaba limpia de seguros, espero que a partir de su próxima renovación integral de todos sus seguros los escaladores puedan tenerla entre sus objetivos y repetirla con más confianza.
        Para eso está prevista la restauración completa de la ruta por parte de la comisión de reequipadores de la Federación Asturiana, con material inox y anillas de rapell en todas las reuniones, nosotros instalamos temporalmente material cincado, ya sabemos que no es el más apropiado para una restauración, “todo por la pasta”, pero con la próxima reequipación y restauración de los seguros será una ruta más a tener en cuenta en la vertiente sur, tanto para la ascensión como para el descenso.
        Aquel mismo día mientras descendemos pensamos que esta ruta era la ideal para evitar las aglomeraciones que suele haber en la directa de los Martínez, esta jornada había unas 6 cordadas en la misma ruta, (directa de los Martínez), no eran muchas teniendo en cuenta otras fechas, tanto para arriba como mas tarde durante el descenso que también coinciden, una de ellas con su guía realiza el rapell por la vía Teogenes, aunque está más alejada de la caída de piedras sigue siendo expuesta, de hecho mi cuerda arrastra una piedra que le da a uno de ellos, “lo siento”.  
        Será casualidad o no pero a los pocos días del regreso de aquel viaje leo en la prensa digital una noticia inquietante sobre la necesidad de regular por parte de la Federación Asturiana de Montaña la escalada en época estival por la sur del Naranjo de Bulnes, de esta manera se intenta evitar accidentes, particularmente no me afecta la noticia porque no suelo ir en pleno verano “casi nunca”, porque este verano sí que me tocó ir y también sufrir esa aglomeración de escaladores que no pueden ir en otra época y poder disfrutar de la montaña en otros meses del año.  
        La noticia también comentaba algo sobre los descensos que todos hacen por la misma ruta, la mayoría desconoce otras alternativas, haciendo en ocasiones grandes tapones con los que van ascendiendo poniendo a veces la situación al borde de la discusión y lo entiendo, conozco esa circunstancia porque ya lo sufrí en alguna ocasión, no es nada agradable andar molestando ni que te molesten, entonces recordé mis pensamientos y comentarios con mi amigo Rubén sobre la línea que recorre la vía “Amanecer Incierto”, y que estábamos colgados en ese momento, esta ruta sería perfecta para instalar un sistema nuevo de descenso y tiene algunas ventajas para hacerlo.
        1º- “Amanecer Incierto”, es una ruta más difícil y menos recorrida en comparación con la Directa de los Martínez por lo que es poco probable coincidir con cordadas que van ascendiendo, al menos hasta ahora porque una vez finalizado el trabajo de equipación será otra cosa, aunque nunca llegara al nivel de la vía de los Martínez.
        2º- tiene una línea muy directa de descenso, incluso mejor que la normal que en el 2º rapell alguna cordada descienden directos metiéndose de lleno en el desplome horizontal quedando en una situación difícil.
        3º. Es una pared más vertical y menos probable un enganche de cuerdas.
        4º- por la línea de “Amanecer Incierto” no suelen caer piedras ya que su formación es por una zona abombada que hace que las piedras se desvíen y canalicen hacia la ruta normal de los Martínez o la otra línea de descenso de la vertiente sur y menos recorrida de la vía Teogenes pero que también canaliza parte de las piedras que solemos tirar accidentalmente durante los descensos del anfiteatro.
        El único inconveniente que podría tener este descenso es la poca capacidad de albergar a más de 2 cordadas en alguna reunión. En general podría ser una variante de descenso muy segura, otra razón interesante es que los rapeles se pueden iniciar en el mismo lugar, solo hay que hacerlo hacia la dcha., del descenso normal y en la misma terraza, en una zona cómoda y de muy fácil acceso.
        De nuevo regresamos a esta misma línea en otoño aprovechando los rayos de sol de un otoño fresco pero seco que nos deja disfrutar de unos días magníficos, esta escalada seria la 2ª ruta del día porque para Ynma la primera fue la directa de los Martínez, 1’30 h, en la cima, por cierto que fueron sus primeras escaladas alpinas y que supero que sobresaliente. De nuevo en esta visita tenía intención de colocar algún seguro nuevo pero preferimos disfrutar de la escalada con lo que tiene, la ruta es muy accesible y disfrutona, solo el tramo del desplome exige concentración, la roca magnifica y el ambiente extraordinario puede llegar a ser una ruta clásica después de la equipación. Es la 2ª vez que me cuelgo este año por la vía Amanecer Incierto y la 6ª que lo consigo pero estoy seguro que la repetiré más veces.

        Como todas las actividades que solemos hacer traerá efectos secundarios y no me refiero solo a las agujetas y dolores de rodillas.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario